Cambiar las tomas de agua

Publicado por Luis Bermejo, 24 Jul 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo cambiar una toma de agua

Todos solemos tener en nuestros hogares lavadora y lavavajillas. Estos electrodomésticos precisan de tomas de agua y suelen llevar una llave individual que permite cortar el agua sin tener que quitar la llave general y dejar toda la casa sin agua. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Buen estado: es importante que las tomas de agua estén en condiciones óptimas, así podremos cortar el agua ante una avería. 
  • Filtro: algunos modelos llevan un filtro incorporado que hay que limpiar de vez en cuando. 
  • Mantenimiento: una vez al mes deberíamos cerrar y volver a abrir las tomas para evitar agarrotamientos de la misma.

Además, este tipo de llaves suelen estar presentes en los grifos de lavabos, bidés y fregaderos, tanto para el agua caliente como para la fría, y en las cisternas de los WC. Por esto, tarde o temprano tendremos que cambiar alguna, así que sigue leyendo y te daremos unas sencillas instrucciones para poder hacerlo tú mismo.

Características de las tomas de agua

Este tipo de llave es una válvula de bola, es decir, el elemento que cierra es una esfera accionada por un eje. Si la dejamos en la misma posición mucho tiempo, sin accionarla, terminan bloqueándose y cuando necesitemos abrirla o cerrarla, se suelen partir los ejes, dejando la llave en una posición fija y sin poder hacer nada. Este es el momento de cambiarla.

Y es que hay que prestar mucha atención a estos detalles, porque tener unas tomas de agua en mal estado puede provocar otras averías, por lo que será necesario contar con un buen seguro de hogar que nos cubra todos los posibles daños. 

 

Pasos a seguir

Para comenzar, cortaremos el agua general de la casa. Desenroscaremos el latiguillo que está sujeto a la llave y va hacia el grifo o electrodoméstico. Con una llave fija desenroscaremos la llave estropeada y, una vez quitada, limpiaremos con un cepillo la rosca de la tubería en la pared.

Preparemos la nueva con el embellecedor cromado y aplicaremos cinta de teflón o teflón líquido (es como un gel sellante) en la rosca y roscaremos la llave a la tubería en la pared. La orientaremos hacia la dirección de donde venga el latiguillo para no forzarlo al roscarlo a la toma de agua.

Conectaremos el latiguillo asegurándonos que está la junta plana en su sitio y ya podremos abrir la toma general. Es momento de comprobar que no hay fugas. Y ¡ya hemos cambiado la toma de agua! Ha sido un trabajo fácil, pero si no queremos tener que repetirlo, es preciso un mantenimiento. Mensualmente deberíamos cerrar y volver a abrir las tomas para evitar agarrotamientos de la misma.


Si te han parecido interesantes estos consejos de bricolaje, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

pedromuoz720 comento el 24/07/2014 a las 12:17

Gracias por estos consejos porque siempre viene bien saber aunque sea un poco de estas cosas.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos