Sistema de filtración de la piscina, ¿cómo funciona?

Publicado por Luis Bermejo, 02 Jul 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Sistema filtración piscina

Ya estamos en verano y seguro que queremos tener a punto nuestra piscina para bañarnos y llevar mejor el calor. Por ello, es preciso saber que el sistema de filtración es el elemento más importante de la piscina, ya que de este dependerá la calidad del agua que tengamos. Así que, como conocerlo perfectamente es imprescindible, en este artículo vamos a explicaros cómo funciona el sistema de filtración y qué partes lo forman.

LO QUE DEBES SABER...
  • Filtro de la piscina: el tamaño del filtro y el de la bomba dependerán de la capacidad de agua de la piscina. 
  • Mantenimiento: es recomendable realizar un mantenimiento anual de los elementos de la depuradora.
  • Filtración: en verano es aconsejable que la filtración funcione entre 6 y 8 horas diarias.

El sistema de filtración de la piscina está compuesto por dos elementos básicos: la bomba y el filtro. La bomba es la encargada de recoger el agua de la piscina y retornarla de nuevo pasándola a través del filtro.

 

La importancia del prefiltro de la piscina

Este sistema suele tener un prefiltro donde se quedan las ramas, hojas y partículas de gran tamaño que podrían dañar las aspas de la turbina. La turbina es la que impulsa el agua y está ensamblada a un motor eléctrico, cuya potencia dependerá del caudal/hora que proporcione la depuradora.

El agua es recogida de la piscina a través del skimmer, que absorbe todas las impurezas de la superficie. Además, suele existir una rejilla filtrante que hay que limpiar periódicamente. Tras pasar por la filtración, el agua es retornada a través del difusor que la redirige hacia el fondo de la piscina.

 

Una filtración completa del agua

El filtro es un gran depósito que está lleno de materia filtrante, normalmente arena de sílice, y retiene las partículas en suspensión formando un lecho filtrante. Este lecho filtrante se va saturando de suciedad y la depuradora nos indicará, mediante un manómetro, cuándo es necesario realizar una limpieza del mismo. La limpieza se realiza haciendo circular el agua en sentido contrario, lo que levanta la arena y libera toda la suciedad acumulada. Esta tarea se realiza cambiando el selector de la válvula de 5 vías, que está encima del filtro, a la posición de lavado.

El agua de la piscina entra por debajo del filtro, levanta la suciedad y es expulsada por el desagüe. Normalmente el filtro tiene una ventanita por la que vemos la claridad del agua que está tirando. Es muy importante que después del lavado hagamos un breve enjuague, es decir, que vuelva a pasar el agua en el sentido del filtrado, pero que se elimine por el desagüe para evitar que, al posar de nuevo la arena, se levante algo de suciedad y se meta dentro de la piscina. 

Es recomendable llevar a cabo un buen mantenimiento de la piscina, pero para cualquier avería, lo ideal es contar con un buen seguro de hogar.

Los sistemas de filtración modernos además se pueden completar con elementos que tratan el agua automáticamente, pero eso lo veremos en otros artículos.

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios