Descongelar tuberías

Publicado por canalHogar, 01 Abr 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tuberías congeladas

En los meses de invierno, si baja mucho la temperatura exteriorpodemos encontrarnos con que no tenemos suministro de agua debido a la congelación de las tuberías.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tuberías exteriores: son las que corren más riesgo de congelación, ya que las interiores están protegidas por la misma edificación.
  • Agua congelada: al congelarse, el agua aumenta de volumen, lo que puede ocasionar roturas y grietas en la instalación.
  • Noche: es más normal que las tuberías se congelen por la noche, ya que por el día se suelen calentar gracias a las zonas en las que da el sol.

Si nos hemos quedado sin agua por congelación, lo más probable es que sea en un tramo de tubería exterior, ya que la instalación interior está protegida por la construcción. Contratar un buen Seguro de hogar MAPFRE puede ahorrarnos mucho dinero y disgustos, además de ayudarnos con cualquier problema, como puede ocurrir con las tuberías.

 

Localizar la tubería congelada

El contador del agua suele ser un foco probable de congelación, ya que normalmente se encuentra en un armario en la calle, para que se pueda tomar la lectura, y está muy desprotegido.

Tenemos que ir comprobando por zonas. Lo primero será comprobar que en la acometida de la casa (el contador) nos llega presión del exterior, después el primer grifo de la instalación, a continuación el siguiente y así ir comprobando todos los grifos hasta encontrar el tramo congelado.

 

Descongelar la tubería

Una vez localizado el tramo, y si tenemos acceso a la tubería, deberemos intentar calentarla. Para ello, dependiendo del material del que sea (metal o plástico), utilizaremos distintos métodos.

Si la tubería es metálica, podemos calentarla con un soplete y con mucho cuidado de no quemar nada alrededor, siempre sin parar de moverlo y sin llegar a calentar en exceso la zona. Si la tubería es de plástico, podemos usar un secador de pelo, un calefactor o un decapador de pintura (pistola de calor), pero con mucho cuidado de no derretir la tubería, siempre con movimientos ligeros y a una distancia prudencial.

También podemos envolver la zona con un trapo y empaparlo con agua hirviendo. Hay que tener paciencia, ya que normalmente el efecto no es inmediato porque el calor tarda un tiempo en llegar al interior de la tubería. Además, es recomendable abrir uno de los grifos por los que no sale agua para que, en el momento en que empiece a descongelarse, el agua corriente nos ayude a derretir el hielo.



Comentarios (1)

martincp118 comento el 01/04/2014 a las 12:40

Yo no suelo tener este problema, pero al menos ya sé qué hacer si alguna vez necesito descongelar alguna tubería o ayudar a alguien!

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos