Cómo funciona un cortatubos

Publicado por Vanesa Sánchez, 22 Oct 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cortatubos

Cuando tenemos que hacer alguna pequeña reforma en casa nos puede surgir la necesidad de tener que hacer una tarea que no teníamos planteada en un primer momento y que puede resultarnos algo complicada. Por ejemplo, puede que tengamos que cortar algún tubo y no sepamos cómo hacerlo de la mejor forma posible. Pues bien, la herramienta que os mostramos hoy es la indicada, el cortatubos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tipos de cortatubos: dependerá del material que vayamos a cortar.
  • Proceso: medir el trozo de tubo, marcar, sujetarlo bien y proceder al corte con la herramienta. 
  • Importante: no es necesario apretar demasiado, pues puede deformarse el tubo.

 

No hay nada más fácil que usar un cortatubos. Incluso su propio nombre ya está indicando para qué se debe usar esta herramienta. El cortatubos es la herramienta principal del fontanero y el calefactor. Es una herramienta que consta de un soporte desplazable donde descansan una cuchilla redonda y dos rodillos. Hay diferentes tipos de cortatubos en función del tamaño del material que se va a cortar.

 

Cortar tubos: herramienta necesaria

Normalmente, los tubos que se compran son rígidos y suelen venir en barras de 5 metros. Si no son rígidos, los tubos suelen ser recocidos y se venden en rollos de 50 metros. Así que, cuando los fontaneros necesitan tubos recurren a esta herramienta para poder cortar el tamaño necesario.

Para cortar el tramo de tubo que se necesita, primero hay que medir bien el trozo de tubo y marcar con un lápiz. Posteriormente, sujetar el tubo y poner la zona cortante del cortatubos en la marca que se ha realizado con el lápiz y apretarlo bien entre los dos rodillos. La cuchilla irá girando hasta cortar el tubo por completo y realizando un corte limpio. Lo importante es no apretar demasiado la herramienta para no deformar el tubo.

Cómo cortar tubos correctamente

Para hacer este trabajo de bricolaje lo ideal es sujetar el tubo con una mano e ir girando lentamente la parte cortante del cortatubos, con firmeza pero con suavidad. Habrá que seguir haciendo lo mismo poco a poco, pero ejerciendo algo más de presión en la parte del mango de la herramienta.

Una vez cortado el tubo, se verificará que no haya ninguna rebaba en el material. Si la hay, el cortatubos cuenta con una palanca para este efecto, así que con hacer presión en la zona de manera vertical, se logrará quitar las rebabas sin problemas. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos