Cómo arreglar un grifo que no le sale agua

Publicado por Luis Bermejo, 24 Sep 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Reparar grifo con poca agua

Puede que alguna vez hayamos observado que en algún grifo de casa cada vez sale menos agua y además hay una gran cantidad de cal en la boca del grifo. Si por más que hemos frotado no hemos sido capaces de limpiarlo del todo y recuperar su caudal, lo mejor es seguir estos consejos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Grifo con poca agua: este problema suele darse a causa de la acumulación de residuos y cal.
  • Atomizador: es la pieza del grifo que mezcla el agua con aire para tener la sensación de un mayor caudal.
  • Limpieza: suele ser suficiente con vinagre o antical, pero a veces es necesario instalar un nuevo atomizador.

 

Este problema suele deberse a la obstrucción del grifo por partículas que lleva la propia agua o por acumulación de cal en la boca del grifo. Las bocas de los grifos suelen tener un dispositivo llamado “aireador” o “atomizador”, cuya función es la de mezclar el agua que sale con aire. De esta manera, tendremos la sensación de recibir un mayor caudal, por lo que abriremos menos el grifo y ahorraremos agua. Si este dispositivo esta cegado y no funciona bien, repercutirá en un mayor consumo.

 

Herramientas

- Llave inglesa

- Vinagre o antical para limpiar

- Un atomizador de repuesto

Quitar el atomizador para comprobar su estado

Lo primero que tendremos que hacer será desmontar el atomizador ayudándonos de la llave inglesa. Lleva unos pequeños planos en la punta donde deberemos apoyar la llave y desenroscarlo de la boca del grifo.

Una vez desmontado, tendremos que tener cuidado de que la junta no se caiga por el desagüe. Es un disco negro de goma que está entre el atomizador y la boca del grifo. Si no ha salido junto al atomizador, meteremos el dedo en la boca del grifo y la retiraremos con cuidado. A continuación, abriremos el grifo, con cuidado porque salpicará, para eliminar los posibles depósitos que se hayan quedado en el interior.

En este momento ya podremos observar una gran acumulación de residuos dentro. 

Eliminar la suciedad y la cal

Limpiaremos el atomizador con agua y comprobaremos si tiene mucha acumulación de cal por el lado de salida. Si no tiene mucha cal, podremos sumergir el atomizador en un vaso con vinagre o un antical y lo dejaremos unas horas para eliminarla.

Si tiene demasiada, es mejor instalar un atomizador nuevo. Al comprarlo, tenemos que saber que hay 2 tipos universales, con rosca exterior que suele ser el habitual y con rosca interior que es el que llevan los grifos con la boca orientable (suelen ser los de bidé). Aquí vemos los 2 tipos.

Una vez limpio todo, colocaremos la junta sobre el atomizador (el mismo o uno nuevo) y lo enroscaremos en la boca del grifo ayudándonos de la llave inglesa, no hace falta apretarlo demasiado.

Finalmente, veremos cómo el caudal vuelve a ser suficiente y seguiremos ahorrando agua gracias a la función del atomizador.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios