Cómo cambiar el sifón

Publicado por canalHOGAR, 16 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cambiar sifón del baño o cocina

El sifón está expuesto a una gran cantidad de restos orgánicos que, a la larga, pueden traducirse en goteos y otros de tipos averías. En este caso, es recomendable cambiarlo. Te contamos cómo. 

Cambiar un sifón es mucho más sencillo de lo que tendemos a pensar en un primer momento. Ten en cuenta que el mejor mantenimiento es el que se realiza a diario, ya que los sifones se suelen estropear con frecuencia, sobre todo, los que son antiguos que tienden a gotear con cierta frecuencia.

Por eso, es importante que con cierta frecuencia eches un vistazo a las tuberías para ver si gotea alguna de ellas. Si observas que esto ocurre, debes cambiarlo a la mayor brevedad posible para evitar que un día pueda aparecer tu cocina o baño inundado, ya que se habrá terminado de romper el sifón antiguo.

Materiales del sifón

Todavía podemos encontrar en algunos hogares sifones antiguos fabricados en plomo; sin embargo, lo más frecuente en la actualidad son los sifones elaborados con plásticos resistentes como el PVC, muy utilizado por su extrema dureza.

Aunque este tipo de sifones son más resistentes, lo cierto es que con el tiempo también llegan a deteriorarse si utilizamos disolventes u otros productos corrosivos y químicos.

 

 

Pasos para cambiar el sifón

Primero, debemos ir a una tienda especializada y adquirir un modelo igual al sifón que queremos sustituir: asegúrate que tiene el mismo diámetro para no tener problemas a la hora de que encaje.

Una vez lo tengas, tienes que quitar el sifón antiguo que, en caso de ser de plomo, tendrás que cortarlo con una sierra específica para metales. Une el sifón al desagüe directamente con una rosca especial que une el plomo y el PVC. Después del sifón de PVC, une el resto de la tubería de plomo de la misma forma o con un empalme bien firme con teflón y junta de goma, así como la rosca.

Si es de PVC u otro material plástico, quita las roscas que tenga y cámbialo por el nuevo poniendo teflón y juntas de goma en las nuevas roscas.

En estos pocos pasos tendrás perfectamente cambiado tu sifón. Con el tiempo debes tener un mantenimiento de los mismos, como cambiar el teflón, desatascarlos o cambiar alguna de las piezas que compruebes que están con problemas.

Además, recuerda que aunque cambiar un sifón es aparentemente sencillo no deja de ser una tarea que fontanería en la que un pequeño fallo puede acarrear ciertos riesgos como goteras e inundaciones. Por eso, lo más recomendable es que cuentes con el servicio de los mejores profesionales como lo que tienes a tu disposición con tu Seguro de Hogar MAPFRE

 

LO QUE DEBES SABER...
  • ¿Necesito cambiarlo?: siempre que veas que una tubería gotea.
  • Sifones nuevos: de PVC o plásticos, más resistentes que los de plomo antiguos.
  • Arreglo: encaja el sifón en el desagüe. Si el antiguo es de plomo, necesitarás una sierra.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos