Cómo cambiar los puntos de luz

Publicado por canalHOGAR, 16 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo cambiar los puntos de luz

Ahora que has encontrado la distribución perfecta para tu dormitorio, te das cuenta de que la lámpara no queda en el lugar adecuado. No te preocupes, cambiar los puntos de luz es posible con relativa facilidad y sin mucho esfuerzo.

Un problema de electricidad muy habitual en los hogares actuales es no contar con suficientes puntos de luz o no tenerlos ubicados en los lugares adecuados. Especialmente se da este inconveniente cuando se hacen reformas o renovaciones en casas antiguas, donde se modifican distribuciones o el uso de una o varias estancias. Es entonces habitual afrontar los trabajos de electricidad necesarios para disfrutar de nuevos puntos de luz en forma de enchufes o instalaciones para nuevas luminarias.

Incluye en tus reformas una previsión amplia y flexible de los puntos de luz, pero si no has sido lo suficientemente previsor con los puntos de luz, o simplemente tienes una necesidad nueva en un espacio concreto de tu casa, siempre puedes cambiar un punto de luz tú mismo o recurrir a la ayuda de un electricista profesional que de la forma más rápida y segura llevará a cabo este delicado, pero sencillo trabajo.

Ten en cuenta que como en todo cambio eléctrico, las dificultades y el tiempo a emplear para hacer este tipo de modificaciones dependen mucho del tipo de puntos de luz que tengas ya instalados, los que quieras poner y cuál es el resultado que esperas. No es lo mismo, por ejemplo, mover un metro o menos un punto de luz, que cambiarlo al otro extremo de la casa.

Si no eres un experto electricista o no cuentas con mucha experiencia en este tipo de trabajos, no es recomendable que los acometas y, en todo caso, siempre debes optar por las soluciones más sencillas o los kit preparados para afrontar un cambio de punto de luz de forma segura.

Los pasos a seguir para hacer un cambio o modificación de punto de luz, al margen de las situaciones específicas, son los mismos con pequeñas variaciones o adaptaciones a cada caso. Puedes hacerlo a través de rozas en la pared o con canaletas, la forma más rápida y sencilla que te evitará tener que romper la pared. Las rozas son trabajos de albañilería bastante específicos que debe realizar un profesional.

1. Trabaja con seguridad, quitando el suministro de luz antes de empezar a trabajar. Igualmente asegúrate de contar con las herramientas necesarias y el material preciso, para ello, es imprescindible medir y planificar antes de empezar. Hay que contar con los metros de cables que necesitas. Además de los cajetines, cajas de derivación, apliques y mecanismos eléctricos varios.

2. Localiza y desmonta el punto de luz que vas a mover o a partir del cual vas a sacar uno nuevo. Marca también el lugar donde situarás el nuevo punto y, si es necesario, haz el hueco preciso para poner el nuevo mecanismo. Ojo al desmontar el enchufe o punto de luz, sé cuidadoso y extrema la atención, será de gran utilidad para el trabajo posterior.

3. Coloca las canaletas autoadhesivas o fijando con un tornillo, si la pared no está muy homogénea o el adhesivo no se adhiere con seguridad y consistencia. Por dentro de ellas, irán los cables correspondientes de grosor y tipo adecuado según el uso y el punto de luz que vayas a mover. Sigue siempre las recomendaciones y normas en cada caso, tanto para elegir cables como canaletas adecuadas que pueden acoplarse a cualquier forma y necesidad.

4. Mete los cables por la canaleta llegando de uno a otro punto y conecta de forma precisa, cerrando las tapas según el modelo de canaleta elegida. A las canaletas se acoplan los cajetines de mecanismos o de derivación externos correspondientes.

Existen lámparas ya con kits que hacen que el cambio de punto de luz dentro de la misma habitación sea muy sencillo y rápido, manteniendo la instalación base en el mismo lugar, pero pudiendo mover la lámpara algunos metros, según la necesidad. Lo más recomendable es elegir este tipo de luminarias si no puedes acometer un cambio de puntos de luz de forma completa e integral y realizado por profesionales.

Los trabajos de electricidad son delicados y ponen en peligro la seguridad de un hogar, si no se hacen con los suficientes conocimientos. Tanto en su realización como en el resultado final o durante su uso, una instalación no profesional puede ocasionar serias y graves consecuencias en el hogar.

Incluso las instalaciones profesionales y bien mantenidas de electricidad son fuente de accidentes y eventualidades que el Seguro de Hogar MAPFRE te permitirá solventar con las mínimas consecuencias e incomodidades para ti, siempre de acuerdo con las coberturas, servicios y asistencias que hayas contratado en tu póliza.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios