Arreglar una luz exterior

Publicado por Luis Bermejo, 03 Jun 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Reparar una luz exterior

Las lámparas exteriores son muy útiles en jardines, aceras o calzadas. Nos facilitan el tránsito por la noche, por lo que en algunos lugares son imprescindibles. Pero también están expuestas a las inclemencias del tiempo, así que se suelen estropear más fácilmente que las luces de interior. Vamos a indicaros algunos trucos para reparar este tipo de lámparas con seguridad.

LO QUE DEBES SABER...
  • Bombillas: no podemos poner bombillas de cualquier potencia en nuestras lámparas porque podríamos quemarlas, llevan una etiqueta indicando la potencia máxima que admiten.
  • Humedad: las lámparas de exterior tienen que estar protegidas contra la humedad, por lo que deberemos elegirlas especialmente indicadas para esta zona.
  • Seguridad: antes de reparar la lámpara habrá que cortar la corriente que alimenta la iluminación exterior.

Lo primero que haremos será tomar las debidas precauciones de seguridad y comprobar que no llega tensión a la lámpara (no basta con que esté apagada), por lo que desconectaremos el limitador (o interruptor) que alimente la iluminación exterior.

 

Comprobar si la bombilla se ha fundido

Si la lámpara no está fácilmente accesible y necesitamos una escalera, esta debe estar bien apoyada en una superficie plana y sólida.

Retiraremos la tapa de la bombilla, con cuidado de no perder los tornillos ni las juntas de goma que suele llevar. Comprobaremos que la bombilla no está floja, a veces el contacto de la bombilla se ha calentado, deja de tocar el portalámparas y simplemente con apretarla suele funcionar. También puede estar fundida, así que podemos usar otra nueva para probar. Si se ha fundido, puede ser un buen momento para escoger una nueva bombilla de bajo consumo o de led.

 

Reparar las zonas dañadas de la lámpara

Al estar en el exterior, las conexiones de la lámpara pueden haber estado expuestas a la humedad, por lo que alguna ficha de conexión puede estar oxidada y no hacer bien el contacto. Primero repasaremos la conexión de alimentación de la lámpara, veremos en qué estado está y si hay signos de oxidación. A continuación, comprobaremos las conexiones del portalámparas, que también podrían estar afectadas.

Si observamos algún tipo de óxido, habrá que cambiar la pieza en cuestión (ficha o portalámparas) por una nueva y sanear el cable. Una vez reparada la lámpara, solo quedará montar la cubierta asegurándonos de que las juntas queden bien colocadas y cierren correctamente. Por último, conectaremos de nuevo la corriente y ya habremos reparado nuestra iluminación exterior evitando gastar demasiado llamando a un electricista profesional.

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (1)

gdani535 comento el 03/06/2014 a las 13:42

Es necesario tener las lámparas a punto, sobre todo en verano, que solemos disfrutar de las terrazas y los jardines. Mejor que esté iluminado. Así que si sabemos arreglarlas, mejor que mejor!!!

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios