Instalar un termostato para la caldera

Publicado por Vanesa Sánchez, 30 Oct 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Poner un termostato en la caldera

¿Tienes en tu casa una caldera y tienes que estar encendiéndola y apagándola porque no regula la temperatura? Esto tiene solución, instala un termostato.

LO QUE DEBES SABER...
  • Elegir el termostato: es mejor que sea programable.
  • Pasos previos: cortar el gas y desenchufar la caldera. Desinstalar el antiguo termostato, apuntar cómo van colocados los cables (mejor hacer una fotografía).
  • Pasos: meter los cables por el agujero, instalarlos en el nuevo termostato, colocarlo en la caldera.

 

Colocando un termostato para la caldera podrás controlar la temperatura y además conseguir un ahorro en el consumo de gas.

 

 

Elegir el termostato adecuado

Tener instalado un termostato supone un ahorro considerable de energía y, sobre todo, es una mayor comodidad para ti. Es más, con un termostato puedes regular la temperatura con mayor exactitud.

Además, hoy en día suelen ser programables, así que tienes la ventaja de que puedas poner la calefacción cuando quieras, incluso si no estás, para que cuando llegues la casa esté caliente. Lo primero que tienes que hacer es elegir el termostato adecuado y que se adapte a la perfección a tu caldera, ya que no todos lo son.

Cómo instalar el termostato nuevo en la caldera

Una vez que lo tengas en casa, para colocar el termostato en la caldera deberás cortar el gas, apagar la caldera y desenchufarla de la luz. Hay veces que las calderas están instaladas de tal forma que resulta difícil encontrar el enchufe. En este caso deberás cortar la luz general de la casa.

A continuación mira el termostato que trae la caldera y desmóntalo. Anota bien cómo están conectados los cables, incluso si quieres haz una foto para que no pierdas ni un detalle. Ahora es el momento de quitar de la pared el antiguo termostato con cuidado de que los cables no se queden dentro, sino que queden fuera.

Después pasa los cables por el agujero del nuevo termostato, colócalo en la pared y marca con un lápiz donde tengan que ir los tornillos. Haz los agujeros con la ayuda de un taladro y atornilla los tornillos a la pared. Una vez hecho esto, es el momento de poner los cables tal y como estaban en el antiguo termostato, ayúdate para ello de la fotografía que hiciste. Asegúrate que este paso está bien, ya que de otra forma la caldera no funcionaría. Verifica también las conexiones eléctricas y conecta la tapa del nuevo termostato. Si todo está correcto, conecta la luz de la caldera y haz una prueba de funcionamiento.

En caso de que todo esté bien, ya puedes programar el termostato a la temperatura y tiempo deseados.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios