Trucos para alargar la vida de los muebles de madera

Publicado por canalHOGAR, 15 Sep 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Trucos para alargar la vida de los muebles de madera

La madera es un material resistente, cálido y confortable, tanto para revestimientos como para el mobiliario de casa. Si tienes en cuenta algunos trucos para alargar la vida de los muebles de madera, los tendrás perfectos casi para toda la vida.

Has acertado si has elegido muebles de madera y de calidad, buena materia prima y el tratamiento adecuado; la madera es el material perfecto para sillas, mesas, estanterías y cualquier mueble del hogar. Pero también es cierto que es necesario saber cómo tratarla, mantenerla y limpiarla en cada caso, para que la madera se mantenga en su estado original por años.

La madera como elemento natural es susceptible a las condiciones externas, especialmente al calor y al frio, por otra parte, no todas las maderas son igual de duras o consistentes, y el acabado de cada pieza de mobiliario es crucial para saber cómo tratarlo y mantenerlo.

   1. Atención al lugar donde colocas tu mueble de madera

No todos los lugares son perfectos para poner muebles de madera, aunque es cierto que hoy en día hay barnices y tratamientos que hacen que las maderas puedan ser el material perfecto para mobiliario, incluso de exteriores, lo cierto es que la madera no se lleva demasiado bien ni con el sol ni con el agua.

Evita poner muebles de madera pegados a las paredes que normalmente tengan humedad, por ejemplo, bajo ventanas que no estén bien aisladas y con un puente térmico correcto. La condensación de agua excesiva acabará por afectar a la madera de madera irremediable, además si hay partes del mueble que no puedes ver a diario, puede que cuando retires el mueble de la pared, esté dañado por humedad de forma irreparable. 

   2. Evita el sol directo

Salvo que tengas muebles preparados para exteriores, y aun así, el sol directo y prolongado sobre un mueble de madera acaba por modificar su apariencia. La luz solar se come la pintura, el barniz o la madera acabando con su color y brillo natural, los muebles expuestos al sol acaban por adquirir un tono grisáceo muy poco agradable, en general.

Si tienes muebles de madera en un espacio soleado, estudia las horas de sol para colocarlos en los espacios más protegidos, evita la exposición directa al sol o protégelos en su caso con barnices o cera con protección solar para evitar que se deterioren.

   3. Controla siempre el grado de humedad ambiental

La madera no se conserva bien en ambientes húmedos, pero tampoco en estancias secas. La madera necesita de un punto equilibrado de humedad, por lo que si tu casa está ubicada en un clima seco y tienes muchos muebles de madera, lo mejor es que controles la humedad y si es necesario, la equilibres con un humidificador.

La mejor forma de saber si la madera está en un ambiente adecuado de humedad, es observarla. Si presenta grietas o un aspecto demasiado seco, pierde brillo y suavidad, actúa con rapidez para no perder la pieza, necesita un grado superior de humedad en el ambiente donde se encuentra.

   4. Limpieza y mantenimiento

La madera debe limpiarse, pero no en exceso. Es importante retirar el polvo con un aspirador o una gamuza especial, pero no es necesario que a diario le apliques ningún tipo de producto limpiador y mucho menos que la mojes. Dependiendo del tipo de madera y el acabado, sí puede ser necesario aplicarle a la madera cada cierto tiempo algún producto específico de hidratación como ceras o cremas, pero no de forma insistente ni demasiado continua. Evita, por supuesto, la limpieza con agua y jabón agresivo, así como cualquier tipo de producto abrasivo.

Con un poco de observación y poniendo atención a los consejos de los fabricantes de tus muebles de madera, tendrás un mobiliario de madera bello y en perfecto estado durante mucho tiempo, además recuerda que si te cansas de su color o acabado, la madera noble admite muy bien un lijado y una renovación para darle otro estilo con mucha facilidad.

A pesar de su resistencia, un mueble de madera puede dañarse por fuego y por agua de forma irremediable, pero si cuentas con la póliza de Seguro de Hogar MAPFRE adecuada, los daños materiales por este tipo de situaciones quedan cubiertas, por lo que no tendrás que sufrir ni afrontar este tipo de pérdidas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos