5 Formas de reutilizar cunas de bebé

Publicado por canalHOGAR, 01 Sep 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

5 formas de reutilizar una cuna de bebé

Descubre las 5 formas de reutilizar cunas de bebé que demuestran que guardarlas en el trastero no sólo es una mala idea, sino una forma de perder oportunidades para ahorrar y aportar estilo a tu hogar.

Las cunas de bebe son de muchos estilos, formas colores y materiales, pero casi todas mantienen una estructura común de 5 piezas que se montan y desmontan con relativa facilidad. 

Estas 5 Formas de reutilizar cunas de bebé son propuestas muy sencillas para reciclar este tipo de camas cuando ya no son útiles a los pequeños. No exigen casi modificaciones ni grandes trabajos de bricolaje, en algún caso, casi no hace falta ni desmontar la cuna.

1. Mesa de trabajo

Puedes ser la alternativa más sencilla y a la vez la más molona. Se trata de añadir un tablero (también vale cristal o el material que prefieras para tu nueva mesa) que descansará directamente sobre las paredes de la cuna, normalmente de barrotes. Para un uso más cómodo sólo tienes que desmontar un lateral de la cuna, preferiblemente el que suele ser móvil. La parte añadida será la superficie de uso de la mesa, el antiguo somier una cómoda repisa inferior para libros o papeles, por ejemplo.

2. Su primer escritorio, mesa infantil.

La cuna de tu bebe puede crecer con él y convertirse ahora que ya empieza a hacer su primeros garabatos en su mesa de trabajo perfecta y con mucho estilo. Sustituye el somier por un tablero que se convertirá en la superficie de trabajo de la mesa, quita el lateral móvil y coloca el lateral de la cuna que queda con barrotes contra una pared. La altura es perfecta para acercar dos sillas infantiles y en los barrotes de enfrente podrás colgar sus primeros dibujos y organizar su material de la forma más cómoda y práctica.

3. Barreras o barandillas de seguridad.

Esta alternativa es, en concreto, para dar uso a las dos piezas laterales que conforman habitualmente las cuna. Una vez desmontadas, solo tienes que añadir unas bisagras y un cerrojo de seguridad e instalar para impedir a tu pequeño –ahora que ya anda-  o a tu mascota la entada o acceso a lugares peligrosos de la casa como escaleras o cocinas, por ejemplo. Es un uso muy práctico porque es fácil que coincida el sacar al bebé de la cuna con la necesidad de poner barreras y barandillas de seguridad para hacer que tu hogar sea seguro para el nuevo explorador de la casa.

4. Percheros o revisteros.

Los laterales de barrotes son a juzgar por todas las ideas que puedes encontrar en Internet dos de las piezas más polivalentes que puedes aprovechar de cualquier cuna. Sin más tratamiento que colgarla de la pared de la cocina, del dormitorio o de la entrada se convierten en perfectos percheros para utensilios de cocina, pañuelos y fulares, corbata o revistas para los salones más hípster. Dependiendo del material y acabado de la cuna podrás pintarlo, lijarlo, barnizarlo o renovarlo según gusto y necesidad.

5. Marco para cuadros, fotos, espejo o pizarra.

La cabecera y parte de los pies de las cunas también pueden utilizarse y reciclarse en mil y una formas, sin mucho trabajo y con mucho acierto. Suelen ser tableros de un ancho no superior a los 80 centímetros con algún acabado decorativo en la parte superior. Una vez desmontados y libres de tornillos puedes pegar en uno de los lados un espejo o pizarra a medida –también fotos, láminas-. Si lo haces en los dos piezas iguales de la cuna y las unes por la parte superior, tendrás un cartel de pie para colocar en calle a lado de la puerta de tiendas o restaurantes para anunciar ofertas o menús, por ejemplo –están muy de moda-. Por otra parte, una pizarra doble y de pie es el juguete favorito de la mayoría de niños mayores de dos años.

Son solo 5 Formas de reutilizar cunas de bebé, pero sin mucho trabajo y con un poco de creatividad encontrarás muchas más para reciclar y alargar la vida de este mueble en el que muchas veces se gasta mucho presupuesto y se hace un uso muy escaso de él. Con estas ideas, rentabilizarás tu inversión y disfrutaras de la cuna de tu pequeño por muchos años. Para la instalación de tus creaciones, ahórrate el trabajo de pasar por taladros y martillos, confía en la Asistencia de Bricolaje de tu Seguro de Hogar MAPFRE, una de sus coberturas más demandada, exclusiva y práctica.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos