Fabrica tu propia cola animal

Publicado por Luis Bermejo, 27 Mar 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer cola animal

En el mercado tenemos multitud de tipos de pegamentos: instantáneos, fuertes, colas para madera, etc. Pero probablemente no sepas que hay un tipo de cola para pegar que se saca de la piel de animales. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Características: es una cola muy fuerte y reversible, es decir, se puede quitar fácilmente.
  • Propiedades: se trata de una cola muy elástica, es precisamente esta cualidad lo que la hace tan especial.
  • Usos: se usa principalmente en la restauración de muebles antiguos, y es muy apreciada por los reparadores de instrumentos musicales.

Aunque suene un poco raro, es una cola que se hace con el colágeno presente en la piel y huesos de los animales y, aunque realmente está casi en desuso, hay ciertas aplicaciones en las que aún se utiliza. Veamos un poco más sobre esta cola animal.

 

Usos de la cola animal 

La principal ventaja de este tipo de cola es su elasticidad y, por eso, para restaurar muebles antiguos es casi imprescindible su uso, debido a que la madera puede alterar su forma debido a la humedad o condiciones ambientales, y no tiene una estabilidad como tienen los contrachapados o melaminas de los muebles actuales. También es muy buscada por reparadores de instrumentos musicales, porque no afecta al sonido de la caja de violines o guitarras, principalmente.

Si quieres usar cola animal, no te preocupes, no hará falta que sacrifiques ningún animal, es un producto que ya se comercializa en forma de pastillas o escamas. Normalmente es cola de conejo y necesita de una preparación previa antes de usarla. Si es una pastilla, es mejor que la rompas con un martillo en trozos pequeños, ten cuidado porque es muy dura.

Preparar la cola animal 

Una vez tengas los trozos pequeños o las escamas, pon una pequeña cantidad en un bote de cristal y añade agua hasta cubrirla, la proporción de la mezcla es aproximadamente una parte de cola por dos de agua. Déjalo unas 12 horas rehidratándose. A continuación, pon el bote al baño María unos 30 minutos y, mientras se calienta, dale vueltas constantemente. Es importante que no llegue a hervir, porque perdería sus propiedades y ya no pegaría. La cola estará lista cuando tenga una textura parecida a la miel comercial, ni muy espesa ni muy líquida.

La cola animal se tendrá que aplicar cuando esté aún caliente y habrá que tener cuidado, porque seca muy rápido. Es recomendable hacer poca cantidad cada vez, ya que, al ser de origen animal, se descompone con el tiempo y ya no servirá.

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (1)

pedromuoz720 comento el 27/03/2015 a las 11:41

Con el tiempo me he dado cuenta de que para pegar de forma eficaz, hay que utilizar el pegamento correcto. Los artículos que suelen dar más problemas son aquellos que tengan cierta flexibilidad. Pero también hay que tener en cuenta no dañar los productos. Tomaré nota sobre esta cola casera, sobre todo por los muebles.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos