Cómo fabricar una contraventana de madera

Publicado por canalHogar, 26 Mar 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Instrucciones para hacer una contraventana de madera

Para evitar que entre la luz por las ventanas podemos usar varios sistemas. Las persianas son los elementos más comunes y otras veces empleamos unas cortinas opacas debajo de las cortinas normales. Pero en casas de estilo rústico podemos usar también contraventanas o puertas de madera que se instalan exteriormente y tapan la ventana cuando las cerramos. Antiguamente se empleaban mucho en las casas de campo o de pueblo, pero actualmente incluso se han sustituido por las persianas en cualquier tipo de hogar.

LO QUE DEBES SABER...
  • Cerrojo: es importante que instalemos un cerrojo o sujeción que mantenga las contraventanas abiertas, ya que un golpe de aire podría cerrarlas y romperlas.
  • Tratamiento: al estar en el exterior, la madera sufrirá mucho, así que será necesario proteger las contraventanas con algún recubrimiento como un barniz o pintura que sean de buena calidad.
  • Pintura: si decidimos pintar las contraventanas, usaremos colores vivos para darle más alegría a la fachada.

Si tienes una casa rústica y quieres recuperar las contraventanas, vamos a darte una guía para fabricar unas fácilmente. Ante este tipo de trabajos, es recomendable tener un Seguro de hogar MAPFRE para estar respaldado ante cualquier imprevisto que pueda surgir e incluso para que nos ayude con este tipo de tareas de bricolaje.

 

Construir las contraventanas

Tomaremos las medidas del hueco de la ventana y sumaremos un par de centímetros por los laterales. Para fabricarlas, emplearemos tablones de madera que podemos comprar ya lisos y cepillados. También podemos usar tablas de palets, aunque será necesario un tratamiento previo para quitar clavos o tornillos viejos, cortarlos a la medida y después lijarlos para eliminar aristas.

Dividiremos la medida que hemos tomado de ancho entre dos, para hacer una contraventana de dos hojas. Una vez tengamos las tablas cortadas a la medida, las presentaremos juntas sobre una mesa. Colocaremos una tabla cruzada en la parte superior y otra en la parte inferior y las clavaremos o atornillaremos a cada tabla de la contraventana. Después, prepararemos otra tabla en diagonal, formando una “Z” con las otras dos que hemos montado anteriormente y la clavaremos también a las tablas. Ya tendremos la contraventana preparada, así que será el momento de pintarla o barnizarla. Usaremos pinturas de calidad y, especialmente, indicadas para madera de exterior, ya que las contraventanas sufrirán mucho por estar expuestas a las inclemencias del tiempo.

Colocar las bisagras

Ahora necesitaremos unas bisagras para sujetar las contraventanas a la fachada de la casa. Mediremos bien la ubicación de las bisagras, presentando las dos contraventanas cerradas sobre la ventana (puede que necesitemos la ayuda de otra persona para esta tarea). Finalmente, solo nos quedará instalar las bisagras en su lugar correcto y poner un cierre para mantenerlas cerradas, además de una sujeción para dejarlas abiertas y pegadas a la fachada, esto es importante para evitar que se cierren por un golpe de aire.

¡Listo! Más fácil imposible. Hemos hecho unas contraventanas en poco tiempo y, si hemos empleado tablas de palets, además habrán sido más económicas.

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (1)

cristinalpez354 comento el 26/03/2015 a las 11:42

Me gustan las contraventanas mucho, en mi casa las tenemos incluso en los balcones. Protegen mucho del frío y también aíslan del ruido exterior. Qué fácil es hacer unas y además resulta económica. Gracias por el artículo.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos