Cómo fabricar puertas de exterior rústicas

Publicado por Luis Bermejo, 25 Feb 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Aprende a fabricar puertas rústicas

Las puertas de exterior de madera suelen ser caras y difíciles de encontrar, pero hay soluciones más económicas. Por ejemplo, podemos fabricarnos nuestra propia puerta de exterior con unos tablones o incluso con madera de palets, de una manera fácil y económica.

LO QUE DEBES SABER...
  • Materiales: podemos utilizar palets de alguna empresa. Buscaremos por los polígonos, pues seguro que encontramos algunos. Si no, tendremos que comprarlos, pero sus precios son asequibles.
  • Seguridad: usaremos guantes al manejar las tablas, ya que se trata de madera en estado bruto y suele llevar muchas astillas.
  • Consejo: antes de pintar, es recomendable que apliquemos una capa de imprimación.

Lo primero será hacernos con unas tablas resistentes. Las podemos comprar en una tienda de bricolaje ya preparadas o podemos usar tablas de palets. Si usamos tablas de palets, la tarea será algo más dura, ya que tendremos que prepararlas previamente para poder trabajar con ellas.

 

Preparar la madera para las puertas 

Para hacernos con un buen número de tablas para una puerta rústica, necesitaremos 2-3 palets. Para desmontarlos usaremos un mazo para quitar los tacos inferiores. Los clavos que habrán quedado a la vista los retiraremos golpeándolos con un martillo y los sacaremos por el otro lado. Con una palanqueta iremos haciendo palanca para ir sacando poco a poco todos los clavos y desmontando las tablas. Taparemos los agujeros con masilla para madera (intentaremos que sea de un color similar), cepillaremos y lijaremos las tablas una a una para dejarlas lisas, finas y libres de astillas. Ya tendremos la materia prima lista.

Montar las puertas

Presentaremos las tablas en el suelo y colocaremos otras tablas cruzadas de lado a lado. Pondremos una en la base, otra en la parte superior y una cruzada, así formaremos una “Z” con las tablas y le daremos fuerza suficiente a la estructura. Sujetaremos las tablas con tornillos tirafondos o con clavos, pero nos aseguraremos de que no sobresalen por el otro lado de la puerta. La pintaremos o barnizaremos, según el acabado que queramos. Si la vamos a pintar, es mejor darle primero una imprimación para que la pintura posterior agarre mejor. Montaremos las bisagras, de estilo rústico preferiblemente, y, si queremos, podemos añadir por la parte frontal unos clavos de cabeza rústica, que le darán el toque final a nuestra puerta de madera. Después, montaremos la cerradura, mejor de tipo no encastrable, ya que tendrá que ir sujeta por la parte posterior y quedará a la vista. 

Solo nos faltará montar la puerta sobre el marco que tengamos preparado y ¡listo! Ya tendremos una puerta rústica de madera por poco dinero

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de bricolaje, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

cristinalpez354 comento el 25/02/2015 a las 11:56

Qué buena idea para conseguir una puerta rústica. Siempre me ha gustado mucho el estilo rústico, me recuerda a los lugares que frecuentaba de pequeña. Con este artículo y el de eliminar la cera de los muebles, voy servida. Gracias

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos