Hacer un cubrerradiador sencillo

Publicado por Luis Bermejo, 28 Nov 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer un cubrerradiador

Aunque los cubrerradiadores tienden a evitar que los radiadores calienten adecuadamente, a veces, por ser zonas de paso o por necesidad decorativa, no tenemos más remedio que usarlos. Normalmente, los cubrerradiadores de madera están hechos a medida, por lo que tendremos que contactar con un carpintero o ebanista para que nos haga uno. Nosotros vamos a proponerte crear tu propio cubrerradiador DIY con unas pocas tablas que podrás comprar en cualquier tienda de bricolaje.

LO QUE DEBES SABER...
  • Eficacia: los cubrerradiadores pueden reducir la eficacia del radiador hasta en un 10%. Asegúrate muy bien de que necesitas uno.
  • Uso: además de ser un elemento estético, según el lugar en el que esté ubicado podremos usarlo de mueble auxiliar, por ejemplo en la entrada de casa.
  • Limpieza: es recomendable que sea desmontable para facilitar las tareas de mantenimiento, como la limpieza o purgar el radiador.

Aunque pueda parecer una tarea de bricolaje complicada, con un poco de paciencia y las herramientas y materiales necesarios será realmente fácil realizar tu propio cubrerradiador económico.

 

Tomar las medidas necesarias

Mide el ancho del radiador contando con los tubos y válvulas de entrada, y mide la altura desde el suelo hasta la parte superior y, si tienes espacio, dale 5-6 cm de más. Finalmente, mide el fondo, dándole también un pequeño margen de 4-5 cm de más. Este espacio extra nos dejará sitio para que el aire circule y así perderemos menos eficacia del radiador.

La forma del cubrerradiador será la de un marco, sin la pieza inferior, y luego 4 o 5 tablas de unos 10-12 cm de lado a lado tapando el radiador. Encarga las maderas en tu centro de bricolaje, puedes pedirlas de melamina y canteadas, así te ahorrarás el tener que pintar después; o de aglomerado normal y pintarlo con el color que más te guste.

Para montar el cubrerradiador tendrás que usar el sistema de espigas de madera, así evitarás que los tornillos se vean. Venden unos kits que incluyen espigas, broca de la medida y, lo más importante, unos centradores para facilitar hacer los taladros.

Ensamblar las maderas para crear el cubrerradiador

Habrá que taladrar primero las tablas que cruzan frontalmente. Haremos en los laterales 2 taladros con la broca del kit de espigas, marcaremos con un lápiz centrando el taladro y equidistante de los laterales, y taladraremos una profundidad ligeramente superior a la mitad de la longitud de la espiga. Introduciremos los centradores y presentaremos la tabla frontal sobre el lateral donde vaya a ir, le daremos unos golpes con una maza de goma o con la mano por el otro lado y, al retirarla, se habrán quedado marcados los 2 puntos exactos donde irán alojadas las espigas. Repetiremos este proceso con todas las tablas frontales y sobre los 2 laterales. Taladraremos los laterales tomando precauciones de no pasar el taladro al otro lado de las tablas.

A la hora de ensamblar todo, usaremos cola de carpintero o adhesivo de montaje, lo aplicaremos sobre las espigas y las introduciremos en cada pieza. Montaremos los frontales en los 2 laterales y, finalmente, montaremos una tapa sobre los laterales para cerrar el cubrerradiador.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (1)

pedromuoz720 comento el 28/11/2014 a las 11:59

Hace unos años puse cubrerradiadores en mi casa, no me arrepiento porque queda más estético.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos