No dañar la madera al clavar

Publicado por Luis Bermejo, 20 Oct 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Daños en la madera al clavar

Unir dos piezas de madera es algo fácil, puedes enroscarlas mediante un tirafondos o también puedes clavarlas con clavos, que suele ser más sencillo. Pero si no tomas las precauciones adecuadas al clavar en la madera, se te puede rajar la pieza y estropear todo tu trabajo. Vamos a ver cómo debes hacerlo.

LO QUE DEBES SABER...
  • La seguridad es lo primero: usa gafas de seguridad para evitar que te salten astillas y, si es posible, guantes de protección.
  • Martillo: usa uno del tamaño adecuado y con cabeza plana para clavarlos.
  • Cola de carpintero: conseguirás más resistencia.

Una de las cuestiones más importantes a la hora de clavar clavos es elegirlos de la longitud adecuada, que sea casi del 100% de la longitud a clavar. Evidentemente, este no debe sobrepasar la madera con la punta. También deberemos elegir el grueso adecuado.

 

Dónde y cómo clavar en la madera

No hay una regla fija, deberemos usar el sentido común o buscar consejo de un experto. No claves justo en las vetas, ya que facilitaría el que se abriera la madera a través de ellas. Tampoco claves en los nudos, son zonas mucho más duras y, aparte de poder doblar el clavo, sería muy fácil dañar la pieza.

Para evitar que se raje la madera daremos un pequeño golpe con el martillo en la punta, esto la doblará un poco eliminando las aristas. Para darle más resistencia, evitaremos clavar de manera totalmente vertical, una pequeña inclinación del clavo le dará más resistencia a la unión. Y, si usamos varios clavos, ir cambiando el ángulo ayudará aún más. Si, además, aplicamos un poco de cola de carpintero en la zona a unir, la resistencia será máxima.

Por otro lado, para que estos clavos no se vean y ofrezcan un mal aspecto, se puede optar por los de cabeza cónica, que posteriormente se pueden tapar con masilla para madera. ¡Así se evita que sobresalga el clavo!

El martillo, otro elemento indispensable

El martillo es el otro elemento indispensable. Por eso, elegir el adecuado es fundamental si quieres tener éxito. Dependiendo de si los clavos son más grandes o más pequeños o de si vamos a clavar en ángulos, usaremos unos u otros.

Antes de empezar a clavarlo, es necesario darle unos golpecitos ya en la madera para que asiente el clavo. Y luego no te olvides de cogerlo casi al final para poder imprimirle la fuerza necesaria para clavarlo.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de bricolaje, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

sandrimartinez2 comento el 20/10/2014 a las 16:02

Gracias por estos consejos. Personalmente soy desastrosa para el bricolaje, pero qué menos que aprender a clavar correctamente... jajaj

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos