Cómo colocar una celosía de madera

Publicado por Luis Bermejo, 31 Jul 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Instalar celosía madera

Si tenemos una terraza y necesitamos tener un poco de intimidad, pero no queremos levantar un muro, una buena elección es una celosía de madera, que nos dará ese punto de intimidad pero sin llegar a aislarnos del todo, dejando pasar la luz. Además, es un elemento decorativo que queda fenomenal en terrazas y jardines.

LO QUE DEBES SABER...
  • Barniz: para aplicar el barniz necesitaremos un rodillo pequeño de espuma para las partes planas y una paletina para las zonas de unión.
  • Valla: intentaremos que el centro de los postes estén a la misma distancia. 
  • Mantenimiento: periódicamente deberemos aplicar un barniz protector. 

Existen multitud de tipos de celosías, tenemos modelos de plástico y de resinas que aguantan mejor la intemperie sin necesidad de tratamientos. Sin embargo, hoy nos vamos a centrar en las de madera, que aunque necesite un mantenimiento más específico, siempre nos dará un toque extra a nuestra decoración.

 

Instalación de una celosía

Instalar una celosía es un trabajo muy fácil, lo primero será comprarla, buscaremos el diseño que más nos guste y con las medidas de longitud que precisemos. Es posible que necesitemos más de una pieza.

Aplicaremos un barniz del color que elijamos, utilizando un rodillo pequeño de espuma para las partes planas y una paletina para las zonas de unión.

Marcaremos la zona donde irá y taladraremos la pared, unos tacos de plástico nos servirán para atornillarla. Si es preciso utilizar más piezas, las colocaremos a continuación.

 

Instalación a modo de valla

Si la idea es instalarla a modo de valla, instalaremos el primer poste a la pared o pilón inicial. A continuación iremos instalando el resto de los postes intentando que el centro de los mismos esté a la misma distancia y teniendo en cuenta la longitud total de la celosía. Para sujetarlos al murete de cemento o ladrillo, usaremos unos soportes metálicos que atornillaremos firmemente.

Una vez sujetos los postes con el soporte metálico al murete, sujetaremos las piezas de la celosía a los postes con tirafondos.

Al ser de madera, este tipo de celosías requieren de un mantenimiento para que estén siempre relucientes. Por ello, será necesario periódicamente darle una capa de barniz protector. Así, pese a las inclimencias meteorológicas o el paso del tiempo, mantendremos nuestra celosía perfecta. 

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos