Cómo hacer un botellero con palés

Publicado por Luis Bermejo, 27 May 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Hacer botelleros con palés

Con la madera de palés se pueden hacer multitud de muebles y accesorios de decoración. Es una madera barata y a menudo es desechada en las empresas, por lo que no nos costará nada hacernos con unos cuantos palés. En este artículo vamos a ver cómo utilizarlos para hacer unos sencillos botelleros que darán un aire muy rústico a nuestro hogar.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tratar los palés: es conveniente tratar la madera con algún fungicida antes de usarla, ya que no sabemos qué tipo de carga ha llevado ni dónde ha estado.
  • Ventajas: la madera de los palés es muy resistente, pues suelen ser de madera de pino.
  • Botelleros: hacer botelleros con palés reciclados es muy sencillo y crearemos muebles originales y decorativos, además de ahorrarnos algo de dinero.

Lo primero que tendremos que hacer será tratar nuestros palés con algún producto fungicida y desinfectarlo.

 

Preparar los palés antes de hacer los botelleros

La madera de los palés suele estar poco trabajada, por lo que será necesario lijar las piezas con una lijadora eléctrica y una lija de grano medio. También repasaremos que no tengan astillas, insistiendo en las esquinas con la lijadora. Revisaremos que todos los clavos estén bien clavados y, si hay alguno suelto, lo aseguraremos con el martillo.

Una vez preparada la materia prima, pasaremos a fabricar nuestros botelleros.

 

Botelleros sencillos para ordenar y decorar

Vamos a crear dos modelos de botelleros. El primero será muy fácil. Clavaremos una pieza de madera en uno de los laterales largos a modo de tapa. Después, quitaremos la tabla inferior central y los tacos de apoyo. En la tabla que hemos quitado haremos unos taladros de la medida del cuello de las botellas (8 o 10 agujeros), y la pondremos de manera vertical en el centro del palé sujetándola con clavos. Ahora, colgaremos el palé entero de forma apaisada con la tabla que pusimos de tapa en la parte inferior a modo de estante. En él podremos colocar nuestras copas y en la tabla central taladrada meteremos las botellas verticales con el cuello hacia abajo quedando perfectamente sujetas.

El otro modelo es más sencillo aún. Cortaremos un palé por la parte larga y por la mitad más o menos y, al igual que antes, pondremos una tabla en forma de tapa en el lateral largo y colgaremos la pieza de la pared. Esta vez utilizaremos el estante inferior para poner las botellas verticales.

Finalmente, deberíamos barnizar los botelleros o teñirlos para darles un acabado más rústico y más acorde con la decoración.



Comentarios (2)

expovinalia comento el 29/05/2014 a las 10:18

Hola deciros que nos ha gustado mucho el articulo
saludos

canalHOGAR comento el 29/05/2014 a las 16:05

Hola expovinalia, muchas gracias por el comentario :)

Saludos

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos