Reparar la jamba de una puerta

Publicado por Luis Bermejo, 21 May 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Pegar la jamba de la puerta

En ocasiones, con el paso del tiempo y de tanto abrir y cerrar una puerta, se suelta alguna de las jambas. Si no la fijamos correctamente, podría llegar a desprenderse. Repararla es muy fácil, vamos a enseñaros cómo hacerlo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Qué son las jambas: las jambas de la puerta son las partes del marco que vemos y que tapan el premarco de madera que está sujeto a la pared.
  • Consejo: los agujeros de los clavos suelen estar tapados con cera del mismo color que la jamba para que la superficie quede perfecta.
  • Adhesivo: utilizaremos un adhesivo de montaje de secado rápido y seguiremos las instrucciones del fabricante.

Si la jamba aún no está suelta del todo, con cuidado la terminaremos de desprender.

 

Preparar la zona para fijar la jamba

Después, retiraremos los clavos, tanto los que se hayan quedado clavados en el premarco como los que estén aún en la jamba. A continuación, limpiaremos la zona del premarco y quitaremos el polvo y los trozos de yeso que puedan haber quedado.

Para fijar la jamba de nuevo, usaremos un adhesivo de montaje de secado rápido y clavos de cabeza perdida. También necesitaremos cera del color de la jamba para disimular los agujeros de los clavos. Si la jamba está muy deteriorada, tendremos que comprar una nueva lo más parecida posible.

 

Pegar la jamba y colocar los clavos

Una vez limpia la zona, tanto el premarco como la jamba, aplicaremos un generoso cordón de adhesivo de montaje. Aunque sea de secado rápido, habrá que esperar el tiempo necesario y seguir las indicaciones del fabricante.

Colocaremos en su sitio la jamba y apretaremos contra la pared. A continuación, iremos clavando los clavos de cabeza perdida, podemos usar los mismos agujeros de los anteriores y, ayudándonos de un botador, terminaremos de introducir completamente la cabeza en el interior de la jamba. Ya solo nos quedará disimular los agujeros de los clavos con la cera.

Este es un trabajo rápido y fácil que no nos llevará más de 30 minutos y conseguiremos que nuestra puerta tenga un aspecto renovado.

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos