Comprobar la estructura de un mueble

Publicado por Luis Bermejo, 23 Abr 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Estructura mueble de madera

¿Estás pensando en comprar un mueble nuevo, usado o restaurado? Necesitarás estar seguro de que el mueble tiene una buena estructura, lo que permitirá que dure mucho tiempo. Sigue leyendo este artículo y sabrás cómo comprobar el estado de la estructura de tus futuros muebles.

LO QUE DEBES SABER...
  • Color: hay que observar cualquier cambio en los colores de las piezas, pues podría ser indicativo de reparaciones.
  • Comprobar: los herrajes y bisagras suelen ser los puntos más castigados, hay que asegurarse de que están bien fijados y no presentan signos de manipulación.
  • Consejo: es importante que los cajones y puertas abran correctamente y sin atascos.

Cambiar un mueble se puede convertir en una pesadilla si no elegimos el más adecuado. Puede tener defectos ocultos, por lo que no debemos dejarnos llevar por el buen aspecto. Tenemos que fijarnos en los pequeños detalles que nos ayudarán a elegir correctamente.

 

Herrajes, bisagras y tipo de madera

Si el mueble es nuevo, tendremos que mirar detenidamente la firmeza de los herrajes que cuadran la estructura, que además deberán ser metálicos. Las bisagras de las puertas tendrán que ser fuertes para aguantar el peso. Si la puerta es muy grande, es recomendable 3 o 4 bisagras.

Miraremos también las guías de los cajones, que serán de metal y con bolas para facilitar la apertura. Finalmente, los tiradores tendrán que ser también metálicos. Con respecto a la madera, las piezas tienen que tener un grosor adecuado, preferiblemente de 19 mm o 22 mm y, aunque actualmente casi todos los muebles son de aglomerado (serrín prensado), serán preferibles los chapados en madera y no en melamina (recubiertos de papel).

 

Encontrar reparaciones "ocultas"

Si el mueble es de segunda mano o restaurado, además de todo lo anteriormente dicho, tendremos que buscar sobre todo zonas con reparaciones. A menudo se usan masillas, enchapados y encolados para reparar piezas rotas y, si los trabajos están bien hechos, no tendremos por qué tener problemas. En cualquier caso, lo ideal es asegurarnos de que esto es así.

Para ello, nos fijaremos en los cambios de color en las piezas que indicarán zonas reparadas y barnizadas, haciendo hincapié en las esquinas y cantos (zonas que se dañan fácilmente). Abriremos los cajones y miraremos el interior de la estructura, ya que interiormente suelen “taparse” menos las reparaciones.

Teniendo en cuenta todo esto, ya sabremos cómo comprobar la estructura de un mueble antes de comprarlo para asegurarnos de que durará mucho tiempo.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de bricolaje, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

pedromuoz720 comento el 23/04/2014 a las 13:13

Yo la verdad es que no me fijo mucho en las estructuras de los muebles, pero tendré que empezar a hacerlo por si los necesito para algo.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos