Seguridad al utilizar un hacha

Publicado por Vanesa Sánchez, 10 Feb 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Seguridad hacha

Durante el invierno, mucha gente tiene una estufa o chimenea para calentarse en casa, de manera que necesitan usar leña para hacer el fuego. Por ello, se hace necesario tener leña cortada siempre a mano.

LO QUE DEBES SABER...
  • Hacha: existen hachas para cortar madera, pero también hay hachas más pequeñas de cocina.
  • Seguridad: hay que examinarla bien antes de usarla para verificar que está afilada y el mango bien sujeto al metal.
  • Usarla sin peligro: asegurarse de que en su radio de acción no hay nadie que pueda resultar herido, fijar la mirada en la zona de corte para ser más precisos y guardarla siempre protegiendo la hoja con una funda.

Para cortar la leña se utiliza principalmente el hacha, pero esta herramienta también está presente en gran parte de las cocinas, aunque en formato más pequeño, porque se utiliza para cortar piezas grandes de pollo u otro tipo de carne que tenga huesos.

 

El hacha: para qué se utiliza

Como toda herramienta o útil cortante, hay que tener siempre un gran cuidado a la hora de manejar el hacha, independientemente del tamaño que tenga, ya sea grande para jardinería y cortar leña, o bien pequeña para la cocina.

Uno de los consejos principales para usarla es siempre agarrar el mango de manera firme y, si utilizamos una mano para sujetar el material que vamos a cortar, tendremos que retirar los dedos cuando vayamos a bajar el brazo con el hacha.

 

Seguridad usando el hacha

Por supuesto, no hay que dejar el hacha en lugares cerca de los niños o donde se pueda caer para que no tengamos ningún percance. Si estamos usando el hacha y queremos hacer algún descanso, lo mejor es dejarla en el lugar donde estaba guardada o, en caso de ser el hacha de la cocina, encima de la encimera pero lo más arrimada a la pared posible. Debemos ser muy precavidos con este tipo de herramientas.

Antes de empezar a cortar hay que asegurarse de que la pieza de hierro está bien sujeta al mango para evitar que se nos caiga cuando la estemos manipulando y que nos pueda cortar. También hay que comprobar que el filo está bien y no precisa ser afilado.

Cuando estemos cortando no debemos dejar de fijarnos en la línea de corte, así tendremos mayor precisión en el mismo. Hay que asegurarse muy bien de que no hay nadie en el campo de actuación del hacha, desde la parte trasera de la persona que la va a utilizar hasta la parte delantera donde está el objeto que se va a cortar. Toda precaución es poca.



Comentarios (1)

irenita52 comento el 10/02/2014 a las 12:54

Yo ahora siempre tengo mucho cuidado al usar el hacha para cortar la madera de mi chimenea, que hemos tenido muchos sustos. ¡Y tenerla guardada en un buen lugar es esencial!

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos