Cómo hacer un reposapiés

Publicado por Covadonga Carrasco, 19 Dic 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Crear un reposapiés

En la decoración, un elemento cada vez más importante es el reposapiés. Puede colocarse en dormitorios o en el salón, porque además de ser un elemento decorativo es funcional y nos ayuda al descanso. Sin embargo, en ocasiones sus precios se disparan, por eso hoy os enseñamos los pasos a seguir para hacer un reposapiés.

LO QUE DEBES SABER...
  • Tela: podremos elegir la que más nos guste y diseñar nuestro propio reposapiés.
  • Tamaño: por norma general, el tamaño del reposapiés debe tener un ancho similar al de la butaca frente a la que vaya a colocarse.
  • Sencillo: en pocos pasos, poco tiempo y, sobre todo, con poco dinero, tendremos un bonito reposapiés.

Si siempre se nos han dado bien las manualidades, no tardaremos demasiado en preparar nuestro reposapiés, ya que solo hay que seguir cinco sencillos pasos.

 

Elementos necesarios para hacer un reposapiés

Un tablero de madera de 10 milímetros de grosor

Un taladro

4 patas de madera

Cola blanca

Espuma

Guata

Tela

Grapas

 

Cómo hacerlo

Lo primero que tendremos que hacer es cortar el tablero con unas medidas de aproximadamente 40 x 35 cm. Cogeremos el taladro y haremos cuatro agujeros en las cuatro esquinas para después colocar roscas en las patas a una distancia aproximada de 4 cm de cada borde.

Colocaremos las patas en los agujeros que habíamos hecho anteriormente en el tablero y pondremos un poco de cola blanca en estas para que se fijen mejor y no se muevan.

A continuación, pegaremos un trozo de espuma de las mismas medidas que el tablero con cola blanca. Untaremos la cola por la espuma y por la superficie del tablero para que se pegue bien. Cuando hayamos untado la cola, presionaremos ambos elementos para que se junten de la forma adecuada y dejaremos secar aproximadamente una hora.

Cortaremos la guata con un ancho similar al de la espuma y el tablero. Su longitud debe ser el largo de la espuma de mayor altura, dejando unos centímetros de holgura para que podamos graparla después al tablero. Fijaremos la guata con grapas en los extremos del ancho.

Lo cubriremos todo con la tela y comenzaremos a fijar el largo para que quede recto, especialmente si el tejido lleva un estampado de rayas. Por último, graparemos el ancho y el reposapiés estará listo para que lo usemos en el salón o en nuestro dormitorio.



Comentarios (1)

gdani535 comento el 30/12/2013 a las 12:09

Llevo tiempo queriendo tener un reposapiés pero voy a seguir estos pasos para hacerme uno.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos