Cortar material acrílico

Publicado por Vanesa Sánchez, 25 Oct 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cortar acrílico

Cuando haces algún tipo de bricolaje en casa, te encuentras con situaciones en las que tienes que cortar diferentes materiales.

LO QUE DEBES SABER...
  • Qué es el acrílico: es un material termoplástico que se vende en láminas. A pesar de su aspecto, similar al cristal, es resistente.
  • Cómo se corta el acrílico: necesitas un rotulador, una segueta o sierra de marquetería y una lija.
  • Pasos: marca la línea por donde cortar con el rotulador. Después, corta con la sierra de marquetería hasta que se corte. Por último, lija la superficie cortada.

 

Los más normales son la madera, el hierro o el aluminio, pero también hay otro tipo de materiales para cortar. Uno de ellos es el acrílico.

 

El acrílico: un material resistente

El acrílico es un material termoplástico que se vende en láminas. El acrílico no es más que plástico de aspecto prácticamente igual que el cristal pero, evidentemente, no es tan frágil. Actualmente, es un material muy utilizado por su versatilidad a la hora de realizar algún tipo de manualidad o escultura. Al ser un material termoplástico, a la hora de cortar las láminas hay que prestar mucha atención a las altas temperaturas.

Cómo se puede cortar correctamente el acrílico

Como acabamos de decir, al ser el acrílico un termoplástico, no se puede realizar el corte con ninguna herramienta eléctrica, para no transmitirle calor. Así que lo mejor es que hagas el corte necesario con una segueta.

Para cortar el acrílico, necesitarás un rotulador para marcar la línea por donde hay que cortar. Además del rotulador, precisarás una segueta o sierra de marquetería y una lija.

Para poder cortar el acrílico perfectamente, coge la lámina de acrílico, colócala sobre una superficie que sea plana y sujétala con algún tipo de mordaza, pero no muy fuertemente, para que el acrílico no se rompa.

A continuación, solo tienes que marcar la línea. Antes de ponerte a cortar el acrílico, asegúrate de que la línea por donde tienes que cortar no esté encima de la mesa, sino fuera. El siguiente paso es realizar el corte con la sierra de marquetería sin forzar el material, es decir, sin doblarlo. Lo único que tienes que hacer ahora es esperar a que el trozo sobrante se caiga por sí solo.

Después de esto, lo que tendrás que hacer es lijar el acrílico para que quede perfectamente cortado y limado. Con este procedimiento, puedes hacer los cortes que necesites para hacer cualquier manualidad, como por ejemplo, una caja. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos