Cómo lijar correctamente una superficie

Publicado por Vanesa Sánchez, 21 Mar 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Lijar correctamente

Si tienes cierta maña para hacer trabajos de bricolaje en casa, seguro que el lijado es uno de ellos. Pero, ¿sabes lijar correctamente?

LO QUE DEBES SABER...
  • Qué hacer para lijar bien: elegir correctamente la lija dependiendo de cómo sea la superficie.
  • Qué lija usar: para superficies pequeñas, una lija de mano. Para superficies más grandes, la lijadora eléctrica.
  • Pasos: limpiar bien la superficie a trabajar y después mover la lija en dirección de la veta haciendo un lijado homogéneo.

 

Para resolver esta duda, te mostramos cómo se debe lijar correctamente una superficie, y así sabrás si estás en lo cierto o no.

 

¿Estoy lijando bien?

Cuando tienes ante ti una tarea de bricolaje para pintar o barnizar un mueble, el primer paso antes de hacerlo es lijar la superficie.

Si es de madera, lo mejor es lijarla a mano. Esto lo puedes hacer si la superficie es pequeña o de mediano tamaño, pero si se trata de una gran superficie, es mejor que cojas la lijadora eléctrica ya que el proceso será mucho más fácil y menos laborioso.

Para lijar correctamente hay que saber elegir el tipo de lija que más conviene. No todas las lijas son iguales, así que tendrás que prestar atención para no usar la que no es. Los granos más gruesos son más abrasivos y son ideales para superficies sin cepillar o para eliminar pinturas o barnices viejos. Los granos medios son recomendables para superficies lisas. Por último las lijas de grano fino son para las superficies más delicadas.

Para lijar una superficie correctamente tendrás que mover la lija a lo largo de la veta, así no dejarás marcas. También hay que tener en cuenta que el lijado sea homogéneo, es decir, que no se nos vaya la mano en una parte del mueble y parezca que hay una hendidura. Procura que toda la superficie quede por igual, lisa y sin astillas o salientes.

Tipos de productos para lijar superficies

Además de las lijas que todos conocemos, también podemos usar la lana de acero, que se utiliza para lijar aquellas zonas de las piezas que tienen curvas. Otros materiales son los cepillos de alambre, las escofinas, los platos pulidores...

Todos y cada uno de ellos tienen una función específica, así que tendrás que tener cuidado para no usarlos indebidamente y estropear el mueble. Escoge el más acertado para cada momento y tendrás buenos resultados a la hora de lijar superficies.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos