Cómo ocultar tornillos

Publicado por Vanesa Sánchez, 21 Dic 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tapar tornillos

Cuando hacemos algún trabajo de carpintería en el que utilizamos tornillos, hay veces que quedan antiestéticos porque se ven y no nos gusta.

LO QUE DEBES SABER...
  • Ocultar tornillos: puedes hacer tus propios tapones con listones cilíndricos y a la medida que necesites, o comprarlos ya hechos en ferreterías.
  • Materiales y herramientas: broca pala, listón de madera, cola y lijas.
  • Pasos: hacer el agujero con la broca pala, atornillar. Medir el diámetro del agujero, cortar y pegar el listón. Terminar lijando la zona para dejarla lisa.

 

Los tornillos son imprescindibles para los trabajos de carpintería, pero sí es cierto que a veces no quedan bien y nos pueden parecer antiestéticos. No te preocupes, te damos unos consejos para que los tapes y no se vean.

 

Recomendaciones, materiales y herramientas

Ahora puedes aprender de qué manera ocultar los tornillos para que, cuando termines el trabajo, veas un resultado estupendo.

Además de para evitar que se vean, estarás evitando la oxidación de los mismos. Para ocultar los tornillos puedes realizar una tarea sencilla que dará un aspecto más estético a todos los trabajos de carpintería, necesitarás como elemento indispensable la broca pala.

Esta broca hace un agujero en la madera de forma considerable, es decir, hace el agujero para el tornillo pero en la parte superior abre la madera con un diámetro mayor para que el tornillo entre y no quede en el borde de la madera.

Además de la broca pala, un material importante es un listón cilíndrico. Los otros elementos necesarios son cola de madera, un metro, sierra y una lija.

Cómo tapar o disimular los tornillos

Cuando tengas que atornillar alguna madera, usa la broca pala para realizar los agujeros donde irán los tornillos. Después de colocarlos, mide el diámetro del agujero para cortar un trozo del listón cilíndrico que encaje y haga de "tapón". 

Cuando lo hayas cortado, comprueba que entra bien en el agujero y que no sobra ni falta nada. Si está correcto, líjalo un poco para que no tenga astillas. Pon cola de madera en el agujero y a continuación coloca el trozo de listón.

Por último, pasa la lija por toda la zona para dejar la zona lisa y acabar el trabajo perfectamente.

Además de este proceso, también existen en las ferreterías o centros de bricolaje unos tapones de color madera para colocar encima de las cabezas de los tornillos. También los hay de otros colores, según tengas pintado el mueble. Así lo disimularás bastante bien.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos