Hacer un marco para un cuadro

Publicado por Virginia González, 07 Sep 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Marco casero

Completar vuestra casa decorándola con cuadros diferentes, puede darle un aspecto de gran belleza al ambiente. El marco que se les ponga es muy importante, pueden quedar muy originales si los hacéis vosotros mismos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Maderas: las cuatro partes deben encajar bien, con un ángulo de 45º en sus extremos.
  • Caja ingletes: para hacer el corte de 45º perfecto.
  • Tarugos de madera: para fijar mejor los lados del marco. Dar también pegamento.

 

Hacer un marco para un cuadro es más sencillo de lo que parece, solo hay que poner en funcionamiento la imaginación y algo de paciencia. Es una de las manualidades más fáciles pero también más decorativas.

 

Materiales que vais a necesitar

Si queréis decorar vuestra casa con cuadros, en vez de comprar el marco, ¿por qué no lo hacéis vosotros mismos? De esta forma podréis sorprender con diseños únicos y originales. Vamos a ver los materiales básicos para elaborarlo:

- 4 unidades de madera de las medidas que vosotros elijáis. Como es para poner un cuadro, tened en cuenta que debe llevar el hueco para colocarlo.
- Un lápiz.
- Una escuadra.
- Cinta para medir.
- Pegamento para madera.
- Prensa.
- Ayudante de madera. (Para realizar el corte grado 45).
- Brochas pequeñas.
- Lijas.
- Serrucho y caja de ingletes en el caso de que no os venga la madera ya cortada.
- Taladro.
- Enganche.
- Tarugos de madera.

 

Manos a la obra

Lo primero, si habéis comprado una madera larga, será cortarla. Para ello tomad las medidas de los cuatro lados del marco para saber cómo cortar. Lo mejor es que cojáis un listón que mida siempre un poco más de lo que necesitáis en realidad, de esta forma podréis cortar la madera dos veces, una para tener trozos pequeños y la otra para darle la forma adecuada.

Una vez señalizado dónde vais a cortar, colocadlo en la mesa de trabajo, agarrad la madera con la prensa y cortad ayudándoos del serrucho. Tened cuidado de que la madera no se astille o se rompa.

Una vez hayáis cortado los cuatros trozos, lijad un poco la parte cortada por si hubiera desperfectos.

Después poned los cuatro trozos sobre una base (puede ser de cartón, madera…). Cuando comprobéis que las medidas encajan, usad la parte interna de la escuadra para dibujar la parte que deberéis contar en los extremos de cada madera. Este corte debe ser en un ángulo de 45º.

Poned la madera debajo del inglete para que podáis hacer la parte que empastará una con otra, cortad cada extremo (muchas veces el paso anterior lo podéis suprimir porque con el inglete se hace todo).

Bien cortada la madera, lijad si es necesario y será momento de empastar las cuatro partes. Juntad las cuatro partes y mirad que el corte sea de 45º. Una vez unidos, medid en los extremos de los trozos la distancia para poder hacer dos agujeros, haced con el lápiz una marca en los lados de la madera y en la parte que irá empastada para señalizar como irían luego los enganches interiores.

Para todo ello usad la escuadra para que siga la misma línea desde todos los ángulos. Poned números a la madera si es necesario, pero mantened qué lado encaja con cuál.

Después haced un agujero con la taladradora. Luego usad los tarugos de madera con algo de punta para meterlos en los huecos y que se adhieran lo mejor posible. Añadidle pegamento en ambos huecos y luego en el resto de la superficie a empastar.

Una vez esté seco el pegamiento, limad imperfecciones y echad barniz con la brocha. Dejad que seque, para terminar decoradlo a vuestro gusto y poned un enganche.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos