¿Qué son los nudos en la madera?

Publicado por Esther Castillo, 29 Ago 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Nudos en la madera

A la hora de elegir una buena madera, ya sea para un mueble, el suelo o una pared, veremos seguramente unos pequeños defectos con forma circular denominados nudos, pero ¿sabemos qué son exactamente?, ¿cómo y por qué se forman?

LO QUE DEBES SABER...
  • Qué son: irregularidades o defectos que aparecen habitualmente en la madera.
  • Cómo son: de forma circular y a veces pueden ser totalmente sanos por lo que sirven como elemento decorativo.
  • Cuándo actuar: si se abultan, habrá que lijarlos bien para evitar que la madera se abra y aparezcan orificios o grietas.

 

Lo primero que hay que saber es que los nudos en la madera son muy habituales debido a la propia naturaleza del material, pero que no siempre constituyen defectos, ya que pueden ser aprovechados como elementos decorativos.

 

Qué son y cómo se forman

En realidad, son restos de una rama que ha sido arrancada y ha quedado en el tronco. El árbol, al seguir creciendo, va envolviendo esta parte de la rama que creció en su momento. Suelen aparecer cuando cortamos la madera en planchas.

Los nudos son más comunes en maderas de naturaleza resinosa, como por ejemplo el pino o el abeto, y la porción de madera que ocupa se convierte en general en madera más dura y quebradiza.

Los nudos pueden estar sanos o por el contrario muertos. Si están sanos no debemos preocuparnos, pero los podridos pueden ocasionar orificios. Es importante reconocerlos y eliminarlos si fuera necesario.

Además, según su tamaño de menos a más se puden clasificar en: nudo en ojo de perdiz, pequeño, mediano y grande. Siendo el menor de un diámetro de 5 mm. y el grande de 40 mm. El tamaño no tiene nada que ver con que el nudo esté sano o no.

Eliminar o aprovechar los nudos

La calidad o pureza de la madera puede en ocasiones venir determinada por la presencia de estos nudos, pero muchas veces son totalmente sanos y crean diseños originales por sí mismos.

Si en alguno de estos nudos se produjera un abultamiento, conviene lijarlos y evitar que se formen grietas en la madera. Estas grietas pueden ser corregidas rellenándolas con serrín y cola para evitar que se siga abriendo el material.

Si tenéis dudas sobre nudos que hayáis visto en vuestros muebles o suelos, preguntad a un profesional de la madera si pueden o no ser perjudiciales en un futuro. Si no son dañinos, aprovechadlos como parte de la decoración.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos