Igualar patas que cojean

Publicado por Vanesa Sánchez, 24 Jul 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Igualar patas cojas

Cuando estamos sentados a la mesa o en una silla y una de estas cojea, nos sienta fatal y hace un ruido que molesta bastante. Es fácil y rápido arreglar una pata coja y además lo podemos hacer nosotros mismos. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Problemas: que una silla o mesa esté coja puede ser por un taco desgastado, una unión despegada o una pata más corta.
  • Poner un taco nuevo: podemos comprar uno igual o elaborarlo nosotros mismos con un simple corcho de botella.
  • Si una pata es más corta: el resultado más profesional se consigue recortando todas las patas y añadiendo el mismo taco a todas.

 

Arreglar una pata que cojea, ya sea de una mesa o una silla es bastante sencillo. Antes de hacerlo debemos asegurarnos que no es por un desnivel del suelo.

 

Soluciones sencillas a patas que cojean

Una vez confirmado que sigue cojeando y no es por el suelo, mira si tiene los tacos, pues el motivo de que cojee puede ser porque alguno esté desgastado. Si es por esto con cambiarlo será más que suficiente para corregir el problema. Si no tienes un taco puedes preparar uno de manera casera con un corcho de botella cortado a la medida del taco. Pégalo con cola, déjalo secar y ya tendrás lista la silla o la mesa.

Si no es del taco o del desnivel del suelo, otro de los motivos por el que la pata cojea puede ser que la unión que tiene esa pata con la mesa o silla, o los tornillos, se haya aflojado o ya no tengan pegamento. En este caso el remedio es bien sencillo. O bien atornillamos de nuevo o pegamos con cola de carpintero.

Pata coja por ser más corta

En el caso de la que la pata cojee porque es más corta que el resto, ya se complica un poco más y tendremos que realizar algunos trabajos de carpintería para igualar todas las patas y arreglar la mesa o silla.

Para ello hay dos soluciones: o se acortan las otras patas o se alarga la que cojea.

- Si hacemos lo primero tenemos que tomar la diferencia que hay de menos entre las tres patas iguales y la más corta. A continuación procederemos a serrar las tres patas por la marca que hemos hecho al tomar la medida. Pegaremos posteriormente unos tacos iguales en cada pata y listo.

- Si elegimos el segundo caso, es decir, alargar la pata más corta, tomaremos la medida de la diferencia igualmente. Ahora deberemos buscar un taco que sea igual que la diferencia o un trozo de madera del mismo grosor que la pata y cortar el trozo que necesitemos. Basta con pegar ese taco o trozo de madera a la pata que cojea y será suficiente para arreglar el problema.

Cualquiera de las dos soluciones es rápida, sencilla y barata. Pero si queremos un resultado más profesional lo aconsejable es cortar las tres patas largas, pues de la otra forma puede que se vean defectos en la pata corta, al pegar un material diferente al resto de la silla o mesa.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos