Cómo solar el jardín

Publicado por canalHOGAR, 12 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo solar el jardín

Cubrir con losas decorativas el jardín o parte de él, es una buena idea para darle un uso más cotidiano y cómodo. El trabajo de albañilería de solar un jardín no es especialmente complejo, aunque exige de experiencia y herramientas concretas.

La variedad de losas apta para jardín que vas a encontrar en el mercado te permitirá elegir según tus gustos y necesidades, también según tu presupuesto. Hay sencillas losas decorativas o suelo de origen natural como la piedra, entre otras muchas opciones. Es importante no perder de vista que se trata de un suelo para uso externo y que debe ser resistente, seguro, fácil de limpiar y mantener.

Dependiendo del tipo de suelo de loseta que elijas, puedes necesitar algún instrumental especial, pero en general, es preciso que cuentes para solar el jardín con amoladora, disco para cortar piedra, taladro, paleta, maza de goma y llaguero.

Como material, además de la cantidad de losetas necesarias para la extensión que tengas que cubrir, vas a necesitar para solar cemento, arena y agua. El trabajo de solado también se puede complicar o hacerse más o menos sencillo, dependiendo de la base que tenga el jardín o suelo que queremos enlosar. En este caso, se parte de una base ya hormigonada, una de las situaciones más comunes.

1. Delimitar la zona a solar y hacer una primera guía será el primer paso.

2. Preparar el mortero es el paso siguiente obligado. Recuerda mezclar bien para que quede homogéneo, pero flexible.

 

3. Ya puedes colocar las losas sobre el hormigón y con el mortero, según tu gusto y necesidad, debes dejar un espacio de junta entre ellas, de aproximadamente un centímetro. Coloca y asienta golpeando con la maza de goma cada pieza.

4. Si necesitas adaptar piezas para cerrar zonas o hacer esquinas, utiliza siempre la amoladora y un disco adecuado para cortar el tipo de material elegido para el revestimiento del jardín.

5. Rellena las juntas o llagas con un mortero específico para este fin, que suele aplicarse directamente sobre los espacios hasta cubrirlos.

6. Extiende el mortero para culminar el solado sobre las plaquetas colocadas. Compacta con el llaguero el suelo y friega la superficie con agua.

No olvides respetar siempre las recomendaciones de los profesionales donde compres el material, así como las de los fabricantes de los diferentes productos que emplees. Observa y cumple especialmente los tiempos de secado y evita usar el suelo solado hasta que pasen, al menos, 12 horas desde que acabes el trabajo.

Aunque solar un espacio de tu jardín no es un trabajo complicado, es muy posible que prefieras que un albañil profesional se encargue de este tipo de trabajos para ahorrar tiempo y obtener el mejor resultado con el mínimo esfuerzo. Recuerda que entre los servicios incluidos en tu Seguro de Hogar MAPFRE, se encuentra disponible la solicitud para trabajos de reforma o remodelación de tu vivienda, de profesionales cualificados que te ofrecerán las mejores tarifas y garantías.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos