Cómo hacer hormigón

Publicado por canalHOGAR, 20 Jul 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer hormigón

Los preparados actuales para hacer hormigón facilitan mucho este trabajo que, sin embargo, exige de un poco de experiencia y dedicación para lograr una masa de calidad y que dé buenos resultados a corto y largo plazo.

Las dos mezclas principales que se utilizan para trabajos de albañilería son el hormigón y el mortero; frente a este último, para hacer hormigón hay que añadir a la masa grava, que le aporta una mayor resistencia y fortaleza. El uso principal del hormigón es unir ladrillos.

La clave para hacer un buen hormigón está en los componentes, por lo que ajustar la proporción y la calidad de los mismos es esencial, así como hacer una buena mezcla con un amasado adecuado, que determina la calidad del hormigón.

Para preparar una cantidad pequeña de hormigón, puedes hacerlo en el suelo mismo y a mano, pero si necesitas grandes cantidades vas a precisar de la ayuda de una hormigonera para poder mezclar grandes cantidades con un buen resultado. Puedes alquilarla, si no vas a hacer un uso continuado de ella.

1. Prepara una pequeña cantidad de grava, cemento y arena.

2. Haz en el suelo un pequeño agujero en forma de embudo con los componentes.

3. Añade agua por la parte superior del embudo.

4. Amasa con insistencia e intensidad hasta obtener una mezcla cohesionada y consistente, no te excedas en el tiempo.

 

 

La experiencia te ayudará a hacer cada vez mejor la masa de hormigón, ajustando la dosis de cada uno de los ingredientes y mejorando tu técnica de amasado. No obstante, existen también compuestos artificiales que cumplen la misma función y que quizás te resulten más fáciles de elaborar y usar.

Recuerda que la calidad de los ingredientes, especialmente la de los áridos o gravas que utilices para hacer el hormigón, influirá directamente en la calidad del hormigón que obtengas y en que resulte funcional y efectivo en tus trabajos de albañilería.

Los pequeños trabajos de reforma o renovación de albañilería pueden realizarse con facilidad en muchos casos, aunque con las coberturas de tu Seguro de Hogar MAPFRE no tendrás que preocuparte personalmente por los desperfectos accidentales de tu vivienda, los profesionales MAPFRE se encargan de solventar desperfectos y minimizar las consecuencias de las eventualidades cotidianas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos