Cómo cambiar la barra reguladora de la ducha

Publicado por canalHOGAR, 17 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo cambiar la barra reguladora de la ducha

Si se te ha estropeado o quieres disfrutar de las ventajas de una ducha adaptable en altura en cada momento y con total seguridad y rapidez, sólo necesitas saber cómo cambiar la barra reguladora de la ducha.

Hay elementos de la casa que cuesta muy poco cambiar y que, sin embargo, mejoran en mucho el confort en el hogar. Adaptarse a las necesidades de todos los miembros de la casa no es tan difícil; en el baño, por ejemplo, aprende cómo cambiar una barra reguladora de la ducha y facilita el momento del baño a todos con la máxima comodidad.

Las barras reguladoras se han puesto de moda en las duchas y es fácil entender su aceptación. Son elementos sencillos de colocar y que, sin embargo, resultan muy cómodos y prácticos, además convierten las duchas en accesibles para todos y les dan un toque de modernidad y elegancia.

En el mercado, encontrarás gran cantidad de barras reguladoras para dar respuesta a las necesidades de todos los usuarios. No te preocupes ni por el presupuesto ni por el material, ni siquiera por el estilo o el color: la oferta es muy amplia y completa, por lo que será casi imposible que no encuentres una barra reguladora para la ducha perfecta para ti.

La función principal de la barra reguladora es que permite adaptar la altura del grifo de la ducha -alcachofa- a la altura de la persona que vaya a tomar la ducha. Con un simple movimiento y deslizando el aplique que sujeta la ducha sobre la barra, el usuario de la ducha colocará y fijará el grifo en el punto que prefiera, de acuerdo con su estatura y sus gustos.

 

 

Si necesitas cambiar tu barra reguladora de la ducha, lo primero es elegir un modelo adecuado para tu tipo de baño. No es lo mismo si ya tenías una y tienes que sustituirla, que si es la primera que instalas en tu ducha.

- Si sólo vas a poner nueva la barra, tendrás que tener en cuenta la compatibilidad con el resto de los elementos, especialmente con la alcachofa que debe enganchar en el soporte de la barra de forma segura y estable.

- Hay modelos de barras de ducha universales bastante básicos, que suelen encajar en un buen número de grifos de ducha, no tendrás problema en encontrar uno para tu grifería.

- Puedes encontrar barras de ducha de diferentes estilos y formas. Las hay más modernas de cortes planos y rectos, más clásicas de formas redondeadas y esenciales y minimalistas para abultar lo justo, tú decides.

- Las barras reguladoras de la ducha son de un tamaño bastante similar; aunque pueden variar en centímetros. Igualmente la forma de sujetar el grifo de la ducha suele ser bastante similar aunque es importante que lo valores, sobre todo si tienen que manejarlos niños o personas mayores para elegir los más sencillos, ligeros y seguros.

Cuando tengas tu barra de ducha reguladora ideal, ya sólo resta fijarla dentro de la ducha o bañera, es un trabajo bastante sencillo y rápido aunque exige precisión y necesitarás una taladradora y brocas adecuadas para el tipo de pared sobre la que vayas a hacer la instalación.

1. Investiga el tipo de soporte que tiene la barra reguladora elegida. Lo más habitual es que lleve dos sujeciones a la pared, por lo que necesitas hacer un par de agujeros, a unos 60 centímetros de distancia -comprueba con tu soporte, puede ser otra medida-. Lo más seguro es presentar el soporte sobre la pared, marcar los lugares donde van los agujeros y marcar, después retirar el soporte y taladrar con precisión.

2. Coloca la barra o el soporte, si es desmontable. Ajusta los tornillos a la pared, lo más recomendable es usar tacos para máxima fijación y seguridad.

3. Encaja la barra sobre el soporte y prueba que la alcachofa de la ducha puede colocarse y desplazarse con soltura a través de toda la barra.

Ya tienes listo tu nuevo accesorio de ducha: en sólo tres pasos ya sabes cómo cambiar la barra reguladora de la ducha, y ahora tu cuarto de baño será más accesible, cómodo y seguro.  El Seguro de Hogar MAPFRE es tu mejor baza siempre para disfrutar de una casa protegida, segura y en perfecto estado, incluido el baño, por supuesto.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos