Aprende a hacer tu barbacoa de obra

Publicado por CanalHOGAR, 25 Abr 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Aprende a hacer tu barbacoa de obra

Con materiales sencillos y económicos y en poco tiempo, aprende a hacer tu barbacoa de obra y disfruta de una temporada de brasas con familia, amigos o en pareja; las barbacoas caseras tienen un encanto muy especial.

Con ladrillos o bloques de hormigón, aprende a hacer tu barbacoa de obra. Aunque parece un trabajo muy complicado, sólo exige algo de tiempo y dedicación, y contarás con una nueva barbacoa para toda la vida, ya que se trata de un elemento permanente, estable y muy resistente.

Lo primero que tienes que hacer es tener localizado el espacio donde vas a ubicar la barbacoa, ten en cuenta el tema del viento y del humo que con el uso despedirá la barbacoa. Es necesario que además, el suelo este liso y perfectamente raseado, para asentar sobre el la barbacoa de obra con seguridad.

Puedes adaptar el proyecto de barbacoa de obra a tu espacio y necesidades, aunque todas las barbacoas precisan de un espacio mínimo para poder cocinar con comodidad y seguridad. Si cuentas con bastantes metros, lo más cómodo y recomendable es que además de la propia parrilla, y anexo a ella, construyas un espacio para preparar lo que vayas a cocinar -área de trabajo- y otro de almacenamiento.

Para hacer la barbacoa vas a necesitar bloques de hormigón, rejilla y bloques refractarios.

Marca y delimita el espacio de la barbacoa

Lo primero es marcar en el suelo la forma y medidas de la barbacoa, un rectángulo de 80 por 160 centímetros, por ejemplo, para construir la barbacoa con espacio anexo de trabajo. Si tienes sito, estas son unas medidas recomendables para una barbacoa cómoda y amplia en forma de E, un modelo de obra clásico y muy popular para construir.

Haz la base de la barbacoa

Sobre una capa de promotor de adherencia -de rápido secado-, otra de mortero de pega y con la guía de las líneas del suelo, coloca la primera fila de bloques de hormigón, en este caso formarán una E: la línea trasera, que lo más normal es que apoye contra una pared, los dos laterales y la línea central que separa la parrilla de la zona de trabajo. Lo habitual es que la zona de barbacoa sea algo más grande; por ejemplo, puedes dejar un metro para la zona de barbacoa y el resto como meseta de trabajo.

Eleva la barbacoa

Las dos primeras filas en altura de bloques de hormigón deben cubrir también la zona de parrilla, es decir, el hueco que queda entre la separación central y un extremo debe estar cubierto con una altura de dos filas de bloques, ya que sobre ellos será donde se hagan las brasas de la barbacoa. Durante las dos filas siguientes, sin embargo, ese mismo espacio quedará en hueco, sin ladrillos de hormigón.

 

 

Rejilla

Antes de poner  la quinta y última fila de hormigón, coloca en los lugares donde vaya a sujetarse la rejilla de la barbacoa unos soportes adecuados, presenta la rejilla sobre los bloques para cerciorarte de que  colocas los soportes en el lugar preciso. Una vez sujetos con mortero, asegúralos, colocando una quinta hilera de bloques de hormigón.

Revestimiento superior e interior

Para cerrar la construcción de la barbacoa por la parte superior, puedes utilizar los bloques de hormigón cortados en partes que colocarás de forma horizontal como tapa, o elegir otro tipo de acabados, como azulejos, granito u otro tipo de piedra, por ejemplo. La parte baja de la parrilla, sobre la que se hace el fuego, debes cubrirla de ladrillos refractarios para que soporte el fuego sin problemas; utiliza también mortero adecuado para este trabajo específico.

Fraguado y secado

Para que el mortero empleado en tu barbacoa fragüe correctamente, deberás mojarlo cada día durante una semana y seguir las indicaciones y consejos concretos del fabricante del mortero que hayas utilizado. Cuando esté totalmente seca y fija puedes personalizar tu barbacoa de obra al gusto, lo más habitual es pintarla según tu gusto.

Sobre este proyecto base para saber hacer una barbacoa de obra tú mismo, puedes introducir diferentes variantes dependiendo de las necesidades, el espacio, el presupuesto y la pericia que tengas en hacer trabajos de este tipo. Por ejemplo, puedes incluir en la parte superior un tejado chimenea en forma de campana, utilizar otros materiales o apostar por otras formas.

Con un poco de paciencia y observación, se puede aprender y hacer tu propia barbacoa de obra con resultados bastante aceptables, incluso si no cuentas con experiencia en trabajos de albañilería. No obstante, recuerda seguir los consejos de los profesionales y de los fabricantes de los diferentes productos que utilices, y no escatimes en seguridad y precaución en ningún caso. Para tu vivienda, apuesta igualmente por el Seguro de Hogar MAPFRE que prefieras para que la protección de tu hogar siempre sea la adecuada y deseable ante todas las eventualidades.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos