Cómo hacer un horno de leña

Publicado por CanalHOGAR, 28 Ene 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo hacer un horno de leña

Permiten una gran variedad de sabrosas recetas: pan de leña, pizzas, cocas de verduras, asados… los hornos de leña, no podemos negarlo, aportan a la comida ese sabor tan especial de la cocina a fuego lento recién hecha. Hoy te damos las claves para que construyas tú mismo un horno de leña en tu patio o jardín y para que disfrutes junto a los tuyos de los mejores platos de la cocina tradicional. Saber cómo hacer un horno de leña no es difícil si conoces una serie de normas básicas que te ayudarán a conseguirlo.    

La primera elección que debes hacer antes de poner manos a la obra es decidir el lugar óptimo en el que vas a construir la base de tu futuro horno de leña. Una recomendación en cuanto a los materiales: utiliza ladrillos refractarios unidos entre sí por cemento especial también refractario que garanticen un buen comportamiento ante el fuego. Una vez elegido el sitio idóneo ¿cómo hacer un horno de leña? Estos son los pasos para que empieces a disfrutar de unas comidas repletas de sabor a la vieja usanza. 

1.- Elige unos buenos cimientos: construye una cimentación con base de hormigón y si quieres combínalo, en la parte de acceso al horno, con piedra vista para conseguir un acabado más estético. La base puedes montarla de forma redonda de unos 20 cm de grosor para después construir la bóveda.  

2.- Levanta las paredes: éstas serán las que sustenten el horno propiamente dicho. Las primeras filas de ladrillo colócalas de forma plana y, a partir de la cuarta hilera, ayúdate de unas cuñas de piedra para ir dando la curvatura en la parte trasera que dará forma a la bóveda.  Pega los ladrillos con un mortero de cemento refractario y mézclalo con un poco de arena de río si es posible.

3.- Construye la bóveda: existen diversos métodos para construir la forma de la bóveda. Desde una cuerda anudada y sujetada al centro que nos permita obtener la inclinación perfecta, hasta construir una bóveda de madera ligera que soporte el peso de los ladrillos y una vez secada dicha bóveda, quemarla. Sea cual sea el método que más te convenza, es necesario cortar algunos ladrillos para que sean más estrechos en la parte interior y así facilitar la forma redondeada. Una vez que la bóveda está terminada con el cemento refractario, ponle una capa de unos tres centímetros de barro o adobe, aplícalo con una paleta y aplánalo como si fuera pasta de cemento.

4.- Colocación de puerta en el hornillo: realiza un cerco metálico y consigue las curvas realizando pequeños cortes con la ayuda de una amoladora. Para sujetar el cerco metálico a los ladrillos –agujereados previamente con una broca apropiada-, usa tacos metálicos. La puerta metálica y la chimenea para salida de humos puedes adquirirla en tiendas especializadas. Eso sí, no olvides colocar un termómetro sobre la puerta para controlar la temperatura interior del horno. Una vez secado el barro, coloca una manta de fibra de vidrio que sirva de aislante, y sobre la fibra coloca una tela metálica de tipo gallinero que sirva de soporte a la capa de cemento. Coloca el mortero cuidadosamente procurando que forme una capa homogénea y del mismo grosor, dándole una forma redondeada al final.

5.- Una capa de pintura: para un acabado más estético puedes pintar la parte del cemento dejando la parte de ladrillos vistos. Aportará elegancia y conseguirás un resultado sensacional.

6.- Prueba de fuego: conviene no forzar la temperatura en los primeros encendidos. El secado debe ser progresivo y una excesiva temperatura al comienzo puede ocasionar grietas.

Ahora que ya sabes cómo hacer un horno de leña, no olvides que todas las precauciones son pocas cuando hablamos de seguridad en nuestro hogar. Porque son muchas las herramientas y los materiales que comportan cierto riesgo a la hora de realizar un hornillo de leña por nosotros mismos, así que no dejes nada al azar y cuenta con un Seguro de Hogar MAPFRE con las protecciones necesarias, adaptadas a tus necesidades, para el día a día de tu vivienda. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos