Cómo alicatar un baño

Publicado por Canal Hogar, 17 Ago 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

 Cómo alicatar un baño

Cambiar los azulejos del baño es una reforma importante en tiempo y trabajo, pero también la forma más común de renovar el baño. Para saber cómo alicatar un baño, además de la técnica, es importante tener cierta práctica, pericia y las herramientas necesarias

Si te preguntas cómo alicatar el baño y qué tipo de trabajo supone, te interesa antes descubrir algunos detalles sobre el alicatado, ya que no sólo es necesario que conozcas la técnica:

   ¿En qué consiste el alicatado?

Una renovación integral del baño o la cocina suele incluir el cambio de azulejos, ya que son clave para darle un nuevo aspecto a tu aseo. Con el paso del tiempo suelen quedar, además de desfasados en cuanto a  estilo, desgastados, dañados y seriamente deteriorados, incluso rotos. El alicatado es precisamente la acción de revestir una superfície con azulejos:

  • Es un trabajo de albañilería que requiere profesionalidad y práctica, además de precisión para que el resultado sea óptimo.

   • Aunque no es un trabajo difícil, es  necesario contar con las herramientas necesarias y específicas, además del tiempo.

   • Tan importante como el propio alicatado, es la preparación de la base –la pared-. Sobre la que van a sujetarse los nuevos azulejos.

  ¿Cómo se alicata una pared?

Si decides afrontar personalmente un trabajo de alicatado, elige y compra el material necesario y una vez que la pared que vas a alicatar está lista: limpia, lisa y lo más nivelada posible, puedes comenzar:

   1. Colocar una guía en la parte baja de la pared totalmente nivelada sobre la que empezarás a poner los azulejos.

   2. Preparar la mezcla -mortero- que utilizarás para sujetar los azulejos a la pared, también puedes optar por pasta adhesiva y cemento cola.

   3. Coloca el azulejo sobre la pared y asegura su fijación, si es necesario, golpeando con la maza de goma. Avanza en hileras y una hilera sobre otra de azulejos.

  4. Entre azulejos y azulejo es imprescindible poner crucetas para respetar el espacio de la junta y al llegar a las esquinas, principios y finales tendrás que cortar azulejos para adaptarlos al espacio que te quede por cubrir. Necesitarás un cortador de azulejos.

   5. Una vez colocados todos los azulejos, debes esperar el tiempo de secado recomendado y proceder al rejuntado que consiste en aplicar sobre la nueva pared lechada o pasta de rejuntado.

   6. Solo queda limpiar los nuevos azulejos para eliminar los restos y sobrantes del trabajo de alicatado.


La teoría sobre cómo alicatar un baño no es difícil, sin embargo, valora en detalle todo lo que supone para tomar una decisión definitiva antes de meterte en un trabajo de alicatado integral de un baño, especialmente si careces de experiencia en trabajos de albañilería y no estás familiarizado con esta técnica. Como al elegir el Seguro de Hogar MAPFRE, la respuesta profesional siempre es la que ofrece más garantías, seguridad y tranquilidad.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos