Cómo instalar un cassette para chimeneas de leña

Publicado por Luis Bermejo, 18 Feb 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Poner un cassette en la chimenea

Las chimeneas de leña son elementos que, además de ser decorativos, nos ayudan a calentar nuestro hogar. Pero en ocasiones no las instalamos en las habitaciones principales porque suelen ser muy sucias y manchan mucho, tanto por la ceniza como por el humo. Una buena solución es instalar un cassette de chimenea, que nos ayudará a evitar todos estos inconvenientes sin dejar de calentar la estancia o ver el fuego, que siempre es agradable. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Ventilación: si tenemos hueco, buscaremos un cassette con ventilación forzada. Este incluye un ventilador que nos ayudará a calentar más rápidamente la habitación.
  • Seguridad: el cassette para la chimenea también evitará que salgan chispas o trozos de madera, por lo que aumentará considerablemente la seguridad.
  • Consejo: nos aseguraremos de que el tubo de la chimenea está bien sujeto al cassette, pues podría salir humo llegando a ser peligroso.

Un cassette se puede instalar dentro de una chimenea ya construida o hacerlo desde cero. En este caso vamos ver cómo instalar un cassette en una chimenea de leña. Además, como recomendación, para este tipo de tareas más complejas es recomendable contar con un buen seguro de hogar que nos pueda solucionar cualquier problema que surja.

 

Elegir el cassette que mejor se adapte a la chimenea

En el mercado existe una gran cantidad de medidas y tipos de cassette, nuestro consejo es que tenga puertas de cristal y ventilación forzada.

Tomaremos medidas del hueco disponible y buscaremos el que mejor se adapte a nuestra chimenea, aunque es preferible que quede hueco alrededor para que nos sea más fácil instalarlo. Necesitaremos además un tubo para la salida de humos, aunque la chimenea ya tenga una, es mejor canalizarla por lo menos unos metros hacia la salida del cassette.

Instalar el cassette en la chimenea

Introduciremos uno o dos tramos de tubo por la tubería, aislaremos y taparemos con fibra de vidrio o lana de roca el contorno del tubo para evitar revoques de humo y lo sujetaremos todo provisionalmente dentro de la chimenea. Introduciremos el cassette en el hueco y, una vez en la posición correcta, insertaremos el tubo y lo fijaremos. Sujetaremos el cassette dentro de la chimenea y, si frontalmente ha quedado mucho hueco entre las paredes, con pladur podemos hacer un marco para taparlo. Eso sí, buscaremos pladur especial para chimeneas que aguanta mejor la temperatura.

Si hemos instalado un cassette con ventilación forzada, el frontal de pladur sería un buen sitio para instalar las rejillas de salida del aire. Luciremos el pladur y lo pintaremos del color de la chimenea; incluso, si es de piedra, podemos revestirlo con placas de piedra artificial.

Y ya está, gracias a la instalación de un cassette de leña hemos reconvertido nuestra chimenea.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de bricolaje, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

sandrimartinez2 comento el 18/02/2015 a las 12:02

Hoy mismo voy a comentárselo a mis padres. El cassette para las chimeneas lo he visto en las películas, pero no tenía ni idea de su utilidad. Lo que más me ha sorprendido es que caliente igual que sin cassette.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos