Lechada nueva para tus baldosas

Publicado por canalHOGAR, 04 Oct 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Aplicando lechada para baldosas

A medida que pasan los años o tras mucho uso, las juntas de los azulejos y baldosas van adquiriendo un color negro que da sensación de suciedad y descuido. Por más que las limpiemos, es bastante difícil que vuelvan a adoptar su color blanco original. Para conseguirlo, a continuación te damos algunos consejos para renovar la lechada de las baldosas. 

Es habitual que la lechada de las juntas de los suelos y paredes alicatadas se vaya perdiendo, por lo que si quieres que la superficie vuelva a lucir como el primer día, presta atención a la siguiente información. En general, existen dos formas de renovar la lechada de las baldosas: usando un blanqueador de juntas o echando lechada de nuevo sobre la superficie.

  Blanquear las juntas 

En el caso de que las juntas sólo estén sucias, lo más recomendable es usar un blanqueador que puedes adquirir en tiendas especializadas. Se trata de un bote que lleva incorporado un pincel para pasarlo por encima de la lechada. Después de haberlo aplicado y de estar seco por completo, se retira el exceso.

 

 

  Aplicar una nueva lechada

Esta tarea tendremos que llevarla a cabo cuando haya huecos en las juntas:

1. Retiramos poco a poco la vieja lechada con un pequeño cincel. Es importante trabajar con sumo cuidado para no dañar los azulejos.

2. Limpiamos los restos que hayan quedado y el polvo que haya aparecido después del paso anterior.
Preparamos la nueva lechada siguiendo las instrucciones del fabricante.

3. Aplicamos el producto sobre las baldosas con una llana o espátula.

4. Dejamos que repose durante unos minutos y después vamos retirando el exceso de lechada rascando con una espátula.

5. Posteriormente puedes coger una esponja húmeda para terminar el proceso de limpieza.

6. Aplicamos un sellador o un protector de lechada para proteger las juntas de la humedad. 

Con estos sencillos pasos para renovar la lechada de las baldosas, conseguirás que la superficie de tu vivienda vuelva a tener el mismo aspecto que al principio. Si necesitas realizar otro tipo de reparaciones o reformas, no dudes en contratar un Seguro de Hogar Platino MAPFRE que pone a tu disposición los profesionales idóneos para realizar el trabajo que necesites y a unas tarifas especiales.  

 

LO QUE DEBES SABER...
  • Lechada: la lechada de una superficie de baldosas es el material que rellena la separación entre los azulejos de una pared o suelo. 
  • Colores: la lechada suele ser blanca, pero también hay gris o marrón claro para combinar mejor con los azulejos.
  • Blanqueador: a veces basta con blanquear las juntas de las baldosas para que parezca una superficie nueva.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos