Cómo hacer un encofrado

Publicado por Luis Bermejo, 24 Abr 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Hacer un encofrado

Gracias al encofrado podemos darle la forma que queramos al hormigón. Podemos hacerlo con metal o madera y con esta técnica seremos capaces de construir desde pilares hasta escaleras o cualquier otra estructura de hormigón. Aunque es una técnica muy sencilla, tenemos que seguir ciertos pasos para evitar problemas.

LO QUE DEBES SABER...
  • Materiales: las maderas o chapas que empleemos tienen que estar completamente rectas.
  • Cuidado: cualquier desperfecto, nudo o marca que tengamos en el material de encofrado se quedará reflejado en el hormigón, ya que realmente estamos haciendo un molde.
  • Consejo: es recomendable usar algún producto desencofrante para poder separar fácilmente el encofrado del hormigón. 

Básicamente, lo que conseguiremos con el encofrado es hacer un molde que rellenaremos con hormigón, por lo que el material empleado tiene que estar perfecto, sin defectos ni clavos, y tiene que ser capaz de aguantar el peso del hormigón.

 

Precauciones antes de realizar un encofrado

Si usamos madera, esta tiene que estar lo suficientemente apuntalada como para evitar que se curve con la fuerza del hormigón. Usaremos varillas de acero clavadas al suelo o cuñas de madera sujetas con clavos al armazón.

Nos aseguraremos en mayor medida de que las esquinas donde unimos dos piezas estén suficientemente firmes usando pequeños listones de madera a modo de refuerzo. Además, deberá estar bien nivelado, sobre todo si usamos reglas para alisar una solera.

 

Cómo desencofrar

Cuando vayamos a echar el hormigón, podemos usar aditivos especiales para mejorar el comportamiento, podemos acelerar o prolongar el tiempo de secado, e incluso reforzarlo con fibras o aditivos que evitan que se congele si realizamos el trabajo en invierno. También podemos añadir varillas de acero o mallazo para darle más resistencia a modo de armadura interna.

Una vez esté bien seco, podremos desencofrar quitando los puntales y los clavos y retirándolo todo poco a poco. Si hemos impregnado la estructura con un desencofrante, nos resultará muchísimo más fácil realizar esta tarea. Las piezas que retiremos se pueden limpiar y reutilizar para más encofrados.

Como veis, aunque a primera vista puede parecer un trabajo complicado, en realidad, para hacer un encofrado solo hace falta reunir todos los materiales y seguir los pasos correctos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos