Engrasar herramientas neumáticas

Publicado por Vanesa Sánchez, 31 Oct 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Engrasar herramientas

Mantener nuestras herramientas neumáticas en buen estado es garantía de durabilidad. Esta tarea relativamente fácil no debe dejarse en el olvido si queremos obtener resultados óptimos. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Cómo conservar las herramientas neumáticas: primero hay que engrasarlas con aceite especial, que puede ser de diferentes tipos.
  • Aceites para engrasarlas: aceites detergentes, aceites lubricantes o aceites no detergentes. Estos últimos son los adecuados.
  • Otros mantenimientos: poner filtros lubricadores o purificadores, purgar el compresor del agua o limpiar el exterior.

 

Así que ahora vamos a dejarte unas pautas para saber cómo se deben engrasar las herramientas neumáticas.

 

Cómo engrasar las herramientas neumáticas

La operación esencial para la conservación de las máquinas neumáticas, es el engrase. Para efectuarlo, habrá que colocar la herramienta con la entrada de aire hacia arriba para poder verter unas gotas de aceite en ella. Con cuatro o cinco gotas será suficiente. Cuando lo hayamos hecho, el paso siguiente será conectar el aire a la máquina y ponerla en funcionamiento en vacío para que el aceite circule por dentro. El momento recomendable para el engrase es justo antes de empezar a trabajar y habrá que repetirlo si el trabajo se prolonga durante más de tres horas.

La elección del aceite es tan importante como el propio engrase. Hay una gran diferencia en cuanto a rendimiento y duración si el aceite no es el adecuado.

Los aceites detergentes pueden afectar a las juntas y producir en ellas dilataciones u otro tipo de problemas que hagan la herramienta neumática inservible. Los aceites lubricantes del tipo “tres en uno” tampoco son una opción aceptable. Son los aceites no detergentes (SAE 10) los que deben ser usados para el engrase de la maquinaria.

La importancia de la lubricación de las herramientas neumáticas

La lubricación de las máquinas no es una actuación aislada y, para que resulte más fácil el mantenimiento, se pueden colocar filtros lubricadores que introducen el aire con la dosificación de aceite adecuada para engrasar la herramienta. Si disponemos de este tipo de filtro, debemos estar pendientes de revisarlos a menudo para evitar que el depósito se quede sin aceite y el aire no engrase como debería.

Si lo que tenemos es una herramienta neumática con necesidades especiales de lubricación, deben seguirse las instrucciones del fabricante.

Hemos hablado del engrase de la herramienta neumática pero también hay que preocuparse de otros aspectos de su mantenimiento, como por ejemplo, la limpieza del aire, para la que habrá que utilizar filtros purificadores. Además, purgar el compresor de agua es esencial para mejorar las condiciones ambientales.

También debemos limpiar el exterior de la máquina con regularidad para evitar su oxidación y su deterioro.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos