Cómo hacer cemento

Publicado por Vanesa Sánchez, 26 Abr 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Hacer cemento

Puede que seas todo un manitas en casa, pero quizá no sepas hacer algo tan común y utilizado como el cemento. No te preocupes, no es tan complicado de elaborar si sigues estos pasos y los consejos que hoy te ofrecemos. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Materiales: para la mezcla hay que usar agua, cemento y arena de río. También se necesita un cubo de caucho, paleta y hormigonera para grandes cantidades.
  • Proceso: mezclar dos partes de cemento por tres de arena y añadir el agua poco a poco. Para tejas es mejor usar una parte de cemento por tres de arena.
  • Utilizar el cemento: se pueden poner baldosas, levantar un muro, poner piedras, colocar tejas... y muchos más trabajos de bricolaje.

 

Ahora vas a aprender cómo hacer cemento para que veas que no es tan difícil como parece. Así ya podrás tener a tu alcance todos los conocimientos que necesitas para seguir realizando bricolaje en casa.

 

Qué necesito para hacer el cemento

El cemento puede resultarte algo engorroso y sucio, pero sin embargo, su firmeza y sujeción lo hacen perfecto para cualquier trabajo u obra en casa. Por ejemplo, para poner baldosas en el jardín o construir un muro para separar estancias en el mismo. ¿Te atreves a hacerlo? Ya verás los resultados.

Para empezar a realizar el cemento debes conocer qué necesitas y, sobre todo, en qué medidas para que te quede perfecto. Lo que necesitas es bastante sencillo: cemento, arena de río y agua. Para hacer la mezcla, si no es mucha, usa un cubo de caucho. Si va a ser mayor, mejor usa una máquina especial llamada hormigonera.

Para qué usar este cemento

Cuando tengas estos productos, que fácilmente los puedes encontrar en cualquier centro de bricolaje, las medidas que necesitas son: dos medidas de cemento por tres de arena. El agua se añadirá después. Esta mezcla te servirá para poner ladrillos o piedras y para grietas o huecos.

Para que la mezcla esté bien y tenga la suficiente consistencia, primero pon esas cantidades y después añade el agua poco a poco, mientras vas removiendo para conseguir la mezcla justa, ni muy líquida ni muy dura. Para que te hagas una idea de cómo debe quedar, coge la paleta y pon una porción de la masa, gírala y ponla hacia un lado, si no se cae la masa pero no está demasiado dura, entonces es el resultado que estás buscando.

Ahora bien, en el caso de que quieras usar el cemento para tejas, lo mejor es que las medidas sean una de cemento por tres de arena. La mezcla se prepara igual, añadiendo el agua poco a poco hasta conseguir la consistencia perfecta.

 

Si te ha resultado útil este post y para cualquier otra tarea de reparaciones y bricolaje, el Seguro de Hogar Platino MAPFRE te ofrece 4 intervenciones al año, incluidos los desplazamientos y tres horas de mano de obra en cada visita.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos