La instalación de un respiradero en el techo

Publicado por Vanesa Sánchez, 22 Abr 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Respiradero en el tejado

Si quieres disminuir la factura de la luz de tu casa, una opción es instalar un respiradero en el techo. Ahorrarás electricidad en verano y evitarás moho y condensación en invierno.

LO QUE DEBES SABER...
  • Respiradero en el techo: es una pequeña ventana para ventilar a través de un sistema de circulación. Sirve tanto para el invierno como para el verano.
  • Materiales y herramientas: taladro, brocas, martillo, sierra de vaivén, cemento, respiradero de sofito y respiradero de techo.
  • Pasos: hacer los agujeros correspondientes para colocar el respiradero en el lugar correcto. Instalar el respiradero por dentro con tornillos. Por fuera hay que poner la otra pieza y sujetar también. Utilizar cemento para un buen acabado.

 

La idea de instalar un respiradero en el techo te puede parecer algo complicado de hacer, pero en realidad no es así. Vas a ver ahora el proceso paso por paso.


Función del respiradero en el techo

El respiradero de techo es una pequeña ventana muy útil para ventilar los ambientes, porque establece básicamente un sistema de circulación. El aire entra por el sofito que está en la parte inferior del alero y pasa por un conducto que llega al respiradero que vamos a instalar en el techo.

La función es ventilar, en invierno liberando los ambientes de humedad y evitando la aparición de hongos, y en verano utilizando esa misma ventilación para refrigerar el ambiente.

Instalación

Para realizar este trabajo tendremos que ayudarnos de un taladro y las brocas adecuadas. Además también necesitaremos un martillo, una sierra de vaivén y cemento para techos, así como el respiradero de sofito y el de techo, que han de corresponderse. Hay que recordar que por cada respiradero de sofito ha de colocarse uno de techo.

En el interior de la vivienda, con un taladro marcaremos el lugar donde se ubicará el respiradero de sofito. Y desde fuera, con una sierra haremos los agujeros correspondientes, colocando el respiradero desde el exterior y sujetándolo con tornillos.

En el exterior de la casa pondremos el respiradero de salida del techo una vez marcado el lugar donde estará situado, con el diámetro conforme a esa medida. En las esquinas es conveniente dejar alrededor de unos 10 cm con el objetivo de sujetar la cubierta del sofito. Haremos el agujero con una sierra de vaivén, dando cemento en los bordes del mismo, después de haber retirado las tejas para poder maniobrar correctamente.

Una vez colocado el respiradero, lo aseguraremos con clavos y cemento. Por último solo falta que recoloquemos las tejas que habíamos retirado anteriormente.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos