Cómo reparar las juntas de las ventanas

Publicado por Vanesa Sánchez, 11 Dic 2012

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Arreglar las juntas de la ventana

¿Se te han estropeado las juntas de las ventanas y no sabes cómo repararlas? Hoy te decimos cómo hacerlo siguiendo estos sencillos pasos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Reparar las juntas: es necesario hacer este arreglo, pues las juntas agrietadas hacen que el viento y la humedad entren en casa.
  • Tipos de juntas: juntas de caucho, metálicas, autoadhesivas, etc.
  • Pasos: rellenar la grieta o fisura de la junta con masilla especial o con espuma de poliuretano, raspar y dejar secar. Si la junta está muy estropeada, mejor cambiarla entera.

 

No pienses que es algo complicado, al contrario. En poco tiempo puedes conseguir reparar esas juntas estropeadas de tus ventanas y dejarlas como nuevas.

 

Tipos de juntas de las ventanas

Podemos hablar de diferentes tipos de juntas en función del material del que están hechas. Entre ellas, las más normales son las juntas de caucho. Estas son eficaces mejorando el aislamiento del aire y el frío.

Unas de las más rígidas y resistentes son las juntas metálicas, aunque no son muy buenas para evitar las filtraciones de agua.

Otras muy conocidas son las bandas autoadhesivas. Son las más económicas pero también son las menos resistentes, teniendo que cambiarlas más frecuentemente.

Cómo reparar las juntas

Que las juntas de las ventanas estén deterioradas o rotas hace que las corrientes de aire y la humedad entren en nuestra casa. Por ello es imprescindible que arreglemos las juntas cuanto antes para evitar males mayores. Sobre todo si se trata de ventanas de madera, donde es mucho más fácil que se estropeen. Por tanto, vamos a centrarnos en este ejemplo, es decir, que sean ventanas de madera. Para el resto de ventanas el procedimiento es prácticamente el mismo.

Una de las formas para reparar las juntas de las ventanas de manera sencilla es utilizando unas colas o masillas específicas para hacer pequeñas reparaciones, en este caso para las ventanas. Con esta masilla debemos rellenar las fisuras que pudieran tener las juntas en las ventanas. También podemos utilizar espuma de poliuretano que está considerada como uno de los aislantes que mejor protegen.

Para realizar la operación con total seguridad y eficacia, rasparemos la junta que se encuentra entre el marco de la ventana y la pared. Una vez raspada toda la zona, procederemos a rellenar toda la superficie con el producto elegido.

Cuando estemos completamente seguros de que se ha cubierto muy bien toda la zona de la junta que estaba estropeada, dejaremos secar durante el tiempo que recomiende el fabricante.

Si la junta está muy dañada y es posible cambiarla entera, entonces haremos esto, ya que será mejor poner una nueva que arreglar varias veces una que está muy deteriorada.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos