¿Cómo instalar cerrojos de bisagra?

Publicado por Luis Bermejo, 13 Nov 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cerrojo de bisagra

Ante los ladrones cualquier precaución es poca, y una buena cerradura no siempre es suficiente, debemos poner todos los medios que estén a nuestro alcance. Una puerta blindada es un elemento muy caro, así que, si no tenemos una, podemos ampliar las medidas de seguridad de la que ya tengamos en casa. Instalar cerrojos de bisagra puede ayudarnos, por ello, vamos a ver qué son y cómo instalarlos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Cerrojo FAC: esta es otra buena medida de seguridad. Es un cerrojo interior muy fácil de instalar.
  • Consejo: si vamos a estar unos días fuera, lo mejor es avisar a algún vecino para que nos recoja el correo. Cualquier indicativo de que llevamos mucho tiempo fuera de casa puede incitar a los ladrones.
  • Cerrojo de bisagra: instalar bisagras de seguridad es muy aconsejable, son muy fuertes y más difíciles de forzar.

¿Qué es un cerrojo de bisagra? Un cerrojo de bisagra no es más que un elemento que evita poder levantar la puerta y así sacarla de los pasadores de la bisagra. Es un tetón o saliente montado en la puerta que encaja en el marco y la bloquea. Otra buena medida de seguridad es instalar un cerrojo interior, en el artículo instalar un cerrojo FAC te lo explicamos detalladamente.

 

Instalar el saliente del cerrojo en la puerta

Podemos comprar unos kits en los que vienen el tetón o saliente y el cerquillo metálico de refuerzo para el marco (suelen venir una o dos unidades). Instalar estos cerrojos es muy fácil, primero marcaremos la posición donde ira el tetón en la puerta, haremos el contorno de la pieza con un lápiz y con el taladro iremos taladrando la zona para rebajar la madera y poder encajar el tetón. Siempre seguiremos las instrucciones del fabricante con respecto a las medidas que debamos tener en cuenta.

 

Instalar el cerquillo de metal

Una vez instalado y fijado el tetón, cerraremos la puerta con cuidado hasta que haga tope el tetón en el marco y deje una marca. Situaremos el cerquillo metálico centrado en la marca dejada en el marco y con un lápiz señalaremos la zona. Con el taladro rebajaremos la madera donde debería quedar encajado el tetón y, al igual que antes, seguiremos las indicaciones del fabricante. Terminaremos de montar el cerquillo fijándolo con los tornillos tirafondos al marco y ya tendremos instalado nuestro cerrojo de bisagra.

Ahora nuestra puerta será mucho más segura sin haber hecho un gran desembolso económico.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de bricolaje, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

cristinalpez354 comento el 13/11/2014 a las 11:31

Sentirse seguro es muy importante, en mi casa además de cerrojos de bisagra he puesto una alarma para prevenir cualquier incidente.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos