Evitar que una cerradura se atasque

Publicado por Luis Bermejo, 07 Oct 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Desatascar cerraduras

En alguna ocasión, seguro que nos hemos encontrado con cerraduras que están un poco duras o incluso que no abren. Una cerradura bloqueada es un gran problema, porque, si no conseguimos abrir la puerta, será más difícil repararla. Además, si la forzamos, corremos el riesgo de romper la llave y necesitar un cerrajero para arreglarla. Vamos a ver algunos consejos para evitar que esto nos suceda y, en caso de tener una cerradura bloqueada, cómo desbloquearla.

LO QUE DEBES SABER...
  • Lubricar las cerraduras: las cerraduras tienen multitud de resortes y piezas móviles internamente que, sin un adecuado mantenimiento, pueden bloquearse haciendo que se atasque todo el mecanismo.
  • Consejo: en cerraduras que den al exterior o puertas que abramos solo de vez en cuando, será mucho más necesario ese mantenimiento.
  • Bombín: si conseguimos desatascar una cerradura, lo recomendable será cambiar después el bombín para evitar futuros problemas.

Si no podemos meter la llave o no gira ni siquiera un poco, habrá que intentar lubricar la cerradura. Esta es la primera solución y, normalmente, es la más efectiva. Eso sí, antes habrá que tener en cuenta algunos consejos, pues, como ya sabemos, más vale maña que fuerza.

 

Desatascar una cerradura

La mejor opción es usar un espray desbloqueante. Estos productos suelen llevar un pequeño tubo a modo de aplicador, así que echaremos un poco de lubricante en el interior de la cerradura y lo dejaremos actuar unos minutos. Intentaremos abrirla de nuevo con cuidado de no forzarla o romper la llave. Podemos dar unos golpecitos suaves con un martillo a la llave para terminar de soltar los resortes.

Una vez abierta, es recomendable cambiar el bombín, pues, un bombín que ya tiene síntomas de agarrotamiento, volverá a dar problemas con el tiempo.

 

Espray de grafito

Aparte del bombín, el mecanismo de la cerradura también puede llegar a bloquearse. Por ello, es recomendable engrasar todo el mecanismo periódicamente usando espráis de grafito (que es un lubricante de tipo sólido) que harán que no se acumule polvo ni suciedad en la cerradura.

Es un producto de color negro metálico con una gran durabilidad y resistencia. Lo aplicaremos por el resbalón y por dentro del bombín. Si podemos desmontar la cerradura para limpiarla y aplicar el grafito, mejor, sobre todo la primera vez que lo apliquemos.

A veces resulta demasiado tarde y no conseguimos evitar que la cerradura se atasque o incluso se rompa. Para ello, podemos avisar a nuestro seguro de hogar para que solucione el problema, siempre que este cubra el cambio de cerraduras.



Comentarios (1)

juantoni70 comento el 07/10/2014 a las 13:20

Lo malo de que una cerradura se atasque es que siempre ocurre en el peor momento. Está bien saber cómo evitar que eso suceda :)

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos

Diferentes tipos de candados

Clases de candados

17 Oct 2016