Limpiar el acero inoxidable

Publicado por Luis Bermejo, 18 Jul 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Limpiar superficies de acero inoxidable

Desde hace un tiempo están muy de moda los electrodomésticos en acero inoxidable: campanas extractoras, lavavajillas, lavadoras, neveras, etc. Incluso tenemos encimeras de cocina de este material. Aunque es una superficie muy higiénica y resistente, a la hora de limpiarla no es tan fácil dejar un buen acabado. Vamos a enseñaros cómo limpiar el acero inoxidable para que siempre esté brillante y libre de huellas.

LO QUE DEBES SABER...
  • Composición: el acero inoxidable está formado por hierro y cromo, este último elemento protege de ciertas agresiones.
  • Ventajas: el acero inoxidable soporta muy bien la temperatura y la humedad.
  • Limpieza: tendremos que eliminar primero las manchas y después sacar brillo a la superficie.

Hay que tener en cuenta que no se deben emplear estropajos de metal, limpiadores de plata, lejía o desinfectantes, ya que todos estos materiales arañarán o estropearán el acero inoxidable. Aunque podemos encontrar multitud de consejos para utilizar remedios caseros, lo mejor es seguir las indicaciones del fabricante y usar productos específicos.

 

Limpiar una campana extractora de acero

En este caso vamos a enseñaros a limpiar una campana extractora, un electrodoméstico que acumula siempre grasa y suciedad.

Lo primero será quitar esta grasa y suciedad de la que hablamos y, para ello, utilizaremos un producto desengrasante rebajado con agua o simplemente un poco de jabón en un paño suave.

Iremos limpiando la campana por zonas asegurándonos de dar la vuelta a menudo al paño para no arrastrar polvo o partículas sólidas que puedan arañar el acero.

Ya tendremos limpio de grasa y suciedad el electrodoméstico, pero nos quedarán restos y huellas que restarán brillo a la superficie y harán que parezca mate.

 

Dar brillo al acero inoxidable

Para solucionarlo, después utilizaremos un producto específico para dar brillo al acero inoxidable, es un botecito que nos cundirá mucho, así que merece la pena gastarse el dinero y tener siempre un bote en nuestro armario de limpieza doméstico.

Para aplicarlo usaremos un poco de papel de cocina, ya que no suelta pelusas y no arañará el acero.

Echaremos unas gotas en el centro y empezaremos a extender el producto por toda la campana. Veremos que van desapareciendo las marcas, pero se quedará un rastro un poco aceitoso.

Una vez extendido, daremos la vuelta al papel y pasaremos la parte seca para retirar el exceso de producto y quitarle ese aspecto aceitoso a la superficie.

Este tipo de productos, además de limpiar, dejan una capa protectora que ayudará a mantener el acero inoxidable como el primer día. 



Comentarios (1)

mariagarcia421 comento el 18/07/2014 a las 12:40

Por fin unos consejos para limpiar la campana. Me resulta imposible dejarla sin huellas. Voy a seguir estos consejos a ver si por fin lo consigo. Muchas gracias :)

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos

Diferentes tipos de candados

Clases de candados

17 Oct 2016