Tipos de pulidoras

Publicado por Luis Bermejo, 06 Jun 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Qué pulidora elegir

Si queremos arreglar un pequeño desperfecto o arañazo en alguna superficie o simplemente queremos renovar su brillo, deberemos utilizar una pulidora. En este artículo os vamos a hablar sobre los distintos tipos de pulidoras y cuál debéis elegir en cada caso.

LO QUE DEBES SABER...
  • Discos de la pulidora: además de la pulidora, tenemos que elegir cuidadosamente el tipo de disco o bonete que vamos a utilizar. De hecho, deberíamos utilizar varios con distinta capacidad de pulido.
  • Pulimento: junto con la pulidora y los discos, hay que usar el pulimento, que también está disponible en diferentes grados de corte y pulido.
  • Superficies pintadas: al corregir un desperfecto o arañazo la parte que se pule es la capa más exterior que es laca transparente, y es la que le da la dureza y el brillo característicos a las superficies pintadas y pulidas.

Tenemos básicamente dos modelos de pulidoras y se clasifican por el sistema de giro del plato o bonete: rotatoria (o circular) y de doble acción (u orbital).

 

Características de las pulidoras rotatorias

Las pulidoras rotatorias se caracterizan porque el plato gira sobre su eje describiendo un círculo. Son las más habituales y para manejarlas es preciso experiencia y mucha habilidad.

Al realizar el movimiento circular permiten distribuir más uniformemente los abrasivos de corte (pulimento), lo que hace que consigamos un acabado más nítido. La principal desventaja es que el giro circular genera mucho calor y podríamos quemar la pintura de la superficie, además de exigir un alto grado de experiencia para dejar un acabado perfecto y en poco tiempo.

 

Cuándo utilizar una pulidora de doble acción

La pulidora de doble acción, por otro lado, es más sencilla de usar y está indicada para el aficionado con o sin experiencia. Realiza un movimiento orbital, es decir, a la vez que gira el plato, realiza un movimiento elíptico, generando menos calor, menos agresividad y más confianza del operario, aunque es necesario emplear un mayor tiempo para realizar el trabajo.

Últimamente se están haciendo muy populares, sobre todo entre los aficionados y, aunque no dejan los acabados profesionales de una pulidora rotatoria, nos permiten obtener muy buenos resultados con muy poco riesgo y muy fácilmente. 

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos

Diferentes tipos de candados

Clases de candados

17 Oct 2016