Reparar objetos de cerámica

Publicado por Luis Bermejo, 05 May 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Reparar piezas de cerámica

Si dispones de alguna pieza de cerámica antigua o valiosa y presenta daños o imperfecciones en su superficie, seguramente quieras restaurarla para que luzca mejor. Sigue leyendo este artículo y te explicaremos unos sencillos consejos para restaurar objetos de cerámica.

LO QUE DEBES SABER...
  • Brillo: el brillo característico de la cerámica se debe al barniz o pintura que se aplican, pues son esmaltes que se endurecen en el horno y le dan un acabado más resistente a la pieza.
  • Grietas decorativas: algunos objetos de cerámica tienen un aspecto agrietado, pero en realidad es una técnica llamada craquelado. Consiste en aplicar dos pinturas, una encima de otra, con distintos tiempos de secado, lo que produce pequeñas grietas que le dan a la pieza un acabado más “antiguo”.
  • Limpieza: antes de reparar cualquier zona de la pieza cerámica, será necesario limpiarla bien. 

Reparar objetos cerámicos puede parecer imposible, pero no lo es. Solo tenemos que seguir algunas indicaciones y usar los productos adecuados.

 

Limpiar la superficie de cerámica

Será necesario limpiar primero la zona que vamos a reparar. Para ello, usaremos alcohol que aplicaremos con cuidado ayudándonos de un bastoncillo de algodón. Es recomendable probar con el alcohol en alguna zona no visible para asegurarnos de que no dañará la pintura, si es que la hay.

Si observamos que el alcohol no es la mejor opción, usaremos agua con jabón y frotaremos suavemente con un cepillo. La tarea será algo más lenta y necesitaremos dejar secar la pieza antes de continuar.

 

Reparar una grieta o un desconchón

En cuanto a la reparación, si se trata de restaurar una grieta, podemos usar cemento blanco al que añadiremos algún colorante para encontrar el tono más cercano a la pieza. Lo aplicaremos con espátulas pequeñas e intentando ocupar la zona lo mejor posible, aunque posteriormente podremos usar lijas finas para dejar la superficie más lisa y conseguir un buen acabado.

Si tenemos que reparar un desconchón, utilizaremos masilla epoxi que nos permitirá modelar la pieza y, al secarse, quedará perfectamente adherida a la superficie de cerámica. La masilla epoxi se puede modelar o afinar usando pequeños pinceles humedecidos en agua, de esta manera podremos darle forma o simplemente alisarla fácilmente y, al igual que con el cemento blanco, podremos usar las espátulas y la lija para realizar un acabado profesional.

Finalmente, quedará el trabajo más fino, que será pintar la zona con pintura o barniz para conseguir el resultado más parecido al de la pieza original.

 

Si te han parecido interesantes estos consejos de bricolaje, nuestro boletín de canalHOGAR te da muchos más. ¡Suscríbete ahora!



Comentarios (1)

juantoni70 comento el 05/05/2014 a las 13:55

Tengo un jarrón antiguo algo agrietado, así que intentaré repararlo siguiendo estos pasos, graciaas

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos