Reparar los destornilladores

Publicado por Vanesa Sánchez, 31 Mar 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Destornilladores

Todos solemos tener un montón de destornilladores en casa de diferentes tamaños y formas. Nunca falta uno plano y uno de estrella. Pero estas herramientas suelen estropearse debido al uso y las puntas quedan inservibles. ¿Sabes que podemos reparar los destornilladores antes de comprar unos nuevos?

LO QUE DEBES SABER...
  • Los destornilladores: se pueden llegar a romper fácilmente si no los usamos para su verdadera función.
  • Qué se puede romper: la punta sobre todo. Pero también el mango o el centro del mismo
  • Pasos para arreglarlos: limar la punta para conseguir el aspecto que tenían al principio, y cubrir el mango con cinta aislante o colocar un protector de goma.

Además, en muchas ocasiones no usamos los destornilladores de la manera adecuada y provocamos que se deterioren mucho antes.

 

¿Se pueden arreglar los destornilladores?

Aunque tratemos estas herramientas con cuidado, es muy habitual que las puntas acaben deformadas y que ya no sirvan para apretar y aflojar tornillos. Es más, si utilizamos destornilladores en mal estado, puede ser peligroso, pues podríamos tener un pequeño accidente de bricolaje.

Pero tranquilos, esto se puede solucionar. Veamos cuáles son los arreglos que podemos hacerle a un destornillador de forma rápida y sencilla.

 

Reparar destornilladores rotos

-La punta: de manera bastante sencilla podemos reparar una punta de destornillador que esté rota. Basta con coger una lima que sea de metal e ir repasando poco a poco la punta del destornillador hasta conseguir un aspecto similar al que tenía cuando era nuevo.

-El mango: si lo que se ha roto es el mango de goma o plástico con el que sujetamos el destornillador cuando lo utilizamos, también podemos intentar repararlo cubriéndolo con cinta aislante. Es un apaño bastante básico pero, al fin y al cabo, recubrirá esa zona y no nos haremos daño al trabajar con el destornillador. También podemos intentar colocar un protector de goma para el mango que podemos comprar en las ferreterías.

Antes de que pueda pasar esto, debemos recordar que hay que utilizar las herramientas de manera correcta y no darles otro uso del que originalmente tienen, porque terminarán por estropearse muy pronto. Un destornillador se puede arreglar pero otro tipo de herramienta no. Además, siempre compensa gastarnos un poco más en herramientas de calidad que nos duren muchos años y no comprar herramientas baratas que tengamos que cambiar cada poco tiempo. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos

Diferentes tipos de candados

Clases de candados

17 Oct 2016