Afilar las brocas de manera correcta

Publicado por Covadonga Carrasco, 29 Ene 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo afilar las brocas

Con el paso del tiempo y sobre todo debido al uso, a la hora de perforar con las brocas, estas van perdiendo filo y por lo tanto precisión y efectividad. Por eso queremos que sepáis cómo afilar las brocas de manera correcta.

LO QUE DEBES SABER...
  • Materiales: dependiendo del uso de la broca y para el material que la utilicemos, merecerá la pena afilarla o no.
  • Amoladora: para afilar las brocas usaremos una máquina amoladora pequeña con un disco para metal.
  • Ahorro: no tendremos que estar comprando brocas cada poco tiempo y nos ayudará a no tener mil brocas inservibles que confundamos con las válidas.

En el mercado existe un amplio abanico de herramientas y accesorios para poder realizar nuestros trabajos de bricolaje. Entre ellos encontramos los juegos de brocas de varios diámetros y distintos materiales.

 

Brocas de calidad para afilarlas más veces

El problema suele ser que con el tiempo las brocas van perdiendo su filo, por lo que llega el momento en el que las necesitamos y no podemos perforar con la precisión que pretendemos, así que tenemos que comprar nuevas.

Por norma general, no solemos tirar las viejas porque pensamos que pueden servirnos para otros trabajos y lo único que conseguimos es acumular un montón de brocas, muchas de ellas repetidas, que no sabemos cuáles son las que funcionan bien y cuáles no.

Una solución económica, práctica y sencilla es volver a afilar las brocas ahorrando bastante dinero y tiempo.

En el mercado podemos encontrar una gran variedad de tipos de brocas para hierro, madera y piedra, con calidades que varían mucho entre sí. En el caso de que tengamos la intención de afilarlas, es preferible comprarlas de buena calidad, ya que el filo durará mucho más y nos permitirán más afilados según vaya pasando el tiempo.

 

¿Qué brocas se pueden afilar?

Las brocas para metal son las más sencillas de afilar. Las brocas para madera también, pero su punta suele ser más difícil. En el caso de brocas para piedra no merece la pena afilarlas, porque en el momento en el que se desgastan las puntas ya no se introducen bien en el material. Eso sí, podemos intentar afilar la punta cuando tenemos un momento de urgencia para usarlas solo una vez más. No nos servirán durante mucho tiempo, pero nos pueden sacar del apuro.

Para afilar las brocas usaremos una máquina amoladora pequeñita y equipada con un disco para metales. Colocaremos esta amoladora en el banco de trabajo para que se sujete bien, la enchufaremos y colocaremos la broca para que quede alineada con el disco de corte.

Acercaremos el filo de la broca al disco y le iremos dando pequeños roces contra él, pero sin que llegue a calentarse la broca. Así hasta afilarla por completo. La punta de la broca deberá quedar lo más simétrica posible, porque perforará mejor y durará más tiempo.



Comentarios (1)

pedromuoz720 comento el 29/01/2014 a las 13:54

No sabía que las brocas se pudieran afilar. Creo que me habéis solucionado un gran problema! Gracias

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos