Consejos para trabajar con un martillo neumático pequeño

Publicado por Vanesa Sánchez, 15 Oct 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Martillo nuemático

Cuando necesitamos hacer agujeros de grandes dimensiones o demoliciones en materiales de gran dureza como pavimentos, se hace necesario utilizar herramientas específicas como el martillo neumático.

LO QUE DEBES SABER...
  • Martillo neumático: es una herramienta que funciona por aire comprimido y sirve para perforar y demoler.
  • Seguridad: siempre hay que utilizar un equipo de seguridad (botas, guantes, gafas...), además de tener mucho cuidado y nociones básicas de su funcionamiento.
  • Vibración: hay que cumplir tiempos de descanso para que la vibración no nos perjudique.

 

El martillo neumático es una herramienta que funciona por aire comprimido y la maneja un solo operario que, ejerciendo la fuerza adecuada, puede perforar tanto en vertical como en horizontal. Se le pueden adaptar accesorios como barrenas, cinceles o punteros. Dependiendo de cuál de ellos acoplemos, el martillo tendrá función demoledora, que utilizaremos para romper hormigón, asfalto o ladrillos; o función perforadora, sobre rocas y materiales duros.

 

Características del martillo neumático

Habitualmente es eléctrico, aunque también puede ser hidráulico. El compresor suele ser de gasolina y va en una estructura de metal con ruedas.

Antes de empezar a trabajar con el martillo neumático, es fundamental vestirnos adecuadamente con el equipo de seguridad consistente en: botas de seguridad, guantes de cuero, gafas protectoras y orejeras. Imprescindibles estas últimas para proteger los tímpanos y aminorar el impacto del sonido.

Después de enchufar la herramienta, la colocaremos en ángulo recto con respecto a la superficie que vamos a trabajar. Hay que sostener el martillo neumático con fuerza en todo momento. Mantendremos una concentración total mientras lo usamos, ya que es una herramienta peligrosa.

Trabajar con un martillo neumático

Para ejercer fuerza sobre los materiales, se puede hacer el movimiento de palanca, muy útil cuando el martillo está en función demoledora.

Las piezas grandes que desprendamos las romperemos con el mismo martillo, haciendo trozos pequeños fáciles de retirar para dejar limpia el área de trabajo. Esta operación nos permitirá tener un momento de descanso de la vibración que nos impone el uso de esta herramienta. Hay una enfermedad ocasionada por no cumplir con los tiempos de descanso de la vibración, la de Raynaud, de ahí la importancia de respetar los plazos que dicte la seguridad en su manejo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos