Tipos de pomos para puertas

Publicado por Vanesa Sánchez, 18 Sep 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tipos de pomos

¿Quieres cambiar los pomos de las puertas? Con esta pequeña modificación le darás un aire nuevo a toda la casa, así que vamos a ver cómo funcionan y qué tipos de pomos para puertas hay.

LO QUE DEBES SABER...
  • Según la forma: los pomos pueden ser de cabeza de bola o de tulipa.
  • Según la puerta: para puertas de paso, de entrada y de pestillo.
  • Según el material: de madera, de latón, de cristal, de bronce, etc.

 

Los pomos son los elementos que, gracias a su giro, actúan para activar el mecanismo de apertura y cierre de las puertas. A la hora de cambiar un pomo, es importante medir desde el embellecedor hasta el punto central del propio pomo para que no haya errores de cálculo, ya que existen dos medidas generales, la de 60 mm y la de 70 mm.

Según el tipo de puerta

Debemos elegir el tipo de pomo en función de si lo vamos a colocar en una puerta u otra:

Pomos para puertas de paso: no necesitan ningún tipo de cerradura o pestillo, ya que su función es meramente de apertura o cierre. Se suelen situar en pasillos, cocinas y en dormitorios de niños, que por seguridad es preferible que no puedan bloquearse.

Pomos para puertas con pestillo: su ubicación es principalmente en baños y dormitorios que requieran de mayor intimidad.

Pomos para puertas de entrada: son los que llevan cerradura con llave. Normalmente se usan para la entrada a la casa, para despachos o cualquier estancia que requiera una mayor seguridad. En edificios más modernos y con mucho tráfico de personas, se están instalando pomos con sistemas de codificación por tarjetas y controlados mediante software.

Cualquier pomo, dependiendo de su forma, lo podemos encontrar con cabeza de bola o de tulipa.

Dependiendo del material

Según el material, la clasificación de los pomos de las puertas puede resultar interminable, ya que casi podemos asegurar que se puede realizar un pomo por cada material que existe.

Si nos ceñimos a los más utilizados, los de latón son los reyes indiscutibles en sus dos formas. Además, también son conocidos los de madera, que pueden tener acabados barnizados, decorados o incluso forrados con vinilos, por lo que resultan verdaderamente eficaces a la hora de decorar. Por otro lado, están los de cristal, que triunfan últimamente por sus diseños innovadores. Los pomos de bronce son los más clásicos, tanto cromados mate como con brillo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos

Diferentes tipos de candados

Clases de candados

17 Oct 2016